Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

¿Cómo nacieron los pantalones vaqueros?

Curiosidades, anécdotas y respuestas asombrosas a preguntas que todos nos hemos hecho alguna vez.

Anchos, estrechos, claros, oscuros... hay vaqueros para todos los gustos.
Anchos, estrechos, claros, oscuros... hay vaqueros para todos los gustos.

Los relacionamos con el salvaje oeste, con el polvo de las praderas y con los ‘cowboys’. Por algo los llamamos vaqueros. Pero el origen del tejido tejano, que sigue siendo el rey de nuestro vestuario, está en Europa, en pleno siglo XVII.

Fue en Génova donde se creó un tejido de algodón muy grueso que se teñía de azul índigo y que se usaba para hacer la ropa de la armada. De la palabra 'genes' –como llamaban los franceses a esta tela- deriva el actual ‘jeans’.

A partir del tejido genovés, en Nimes comenzó a fabricarse otra robusta tela azul de algodón, bautizado como ‘denim’ (de Nimes), nombre que hoy seguimos utilizando.

Pero el verdadero despliegue del tejido vaquero se produjo en Estados Unidos, a mediados del siglo XIX, donde lo llevó un emigrante alemán: Levi Strauss. Sus primeras prendas las produjo en Nueva York, pero fue después, tras su traslado a San Francisco, cuando los pantalones se hicieron populares como ropa de trabajo para los mineros, que buscaban fortuna en plena fiebre del oro.

Aunque Strauss comenzó fabricando sus pantalones en tela de lona, el descubrimiento del tejido denim cambiaría para siempre la historia de la moda. Así, y asociado a Jacob Davis, Levi Strauss creó en 1873 el primer pantalón de tela vaquera reforzada con remaches: el modelo 501, que hoy sigue fabricando la marca textil

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión