Despliega el menú
Aragón

Las quejas obligan a revisar los exámenes de selectividad de Química, Biología y Dibujo

Los responsables de estas materias se reúnen hoy con los correctores para llegar a un acuerdo antes de la evaluación, tras las protestas de alumnos y profesores.

Examen de química de junio 2016.
Examen de química de junio 2016.

Las que podrían ser las últimas pruebas de selectividad no se libran de las dudas y quejas que surgen en la comunidad educativa cada año una vez finalizados los exámenes. La convocatoria de junio finalizó este jueves, pero este mismo viernes se reunirán los armonizadores encargados de tres materias con los correctores de las mismas para llegar a un acuerdo antes de comenzar la evaluación de los controles. En concreto, en Química, Biología y Dibujo Técnico.

Ante las protestas que han suscitado estos test, tanto por parte de algunos alumnos como de familias y docentes, la Universidad de Zaragoza ha decidido dar solución lo antes posible, ya que la corrección de todo el proceso tiene que estar terminada para el próximo miércoles, día 15. El coordinador de la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU), Fernando Zulaica, se puso en contacto con los responsables de estas asignaturas y se decidió convocar estas reuniones para que todos los examinadores corrijan las pruebas con los mismos criterios.

Algunos padres consultados denunciaron este jueves que en el control de Química, que tuvo lugar a las 9.00, "se habían excedido con el temario". "En un sistema de distrito abierto, por el que todos los estudiantes del país tienen oportunidad de entrar a una titulación fuera de su comunidad, no puede ser que haya diferencias en los exámenes que perjudiquen a los de aquí", expresó uno de ellos. "Si en Andalucía el examen es más fácil y sacan más nota, podrán optar a las plazas de Zaragoza y los de aquí no", protestó otra madre.

Por su parte, Zulaica, que lleva nueve años encargado de la selectividad, enmarca estos procedimientos dentro de la normalidad del normal funcionamiento del sistema y explica que las llamadas que han recibido surgen de la distinta interpretación de algunos puntos muy concretos y de dudas particulares. Sin embargo, reconoce que, especialmente en el caso de Biología y Química, el asunto es sensible, ya que son materias que ponderan para Medicina, la titulación más demandada y que tradicionalmente más nota de corte exige (el año pasado, alrededor de un 12,5 sobre 14). Por tanto, ahí los bachilleres se juegan la entrada al grado por milésimas.

El que ha sido vicerrector de Estudiantes los pasados ocho años quiso, en cualquier caso, tranquilizar a los afectados, que podrían ser más de 2.000. "Llevamos muchos años haciendo la selectividad y está todo protocolizado. Ante cualquier duda reaccionamos, sobre todo, con inmediatez, tratando de solucionarlo y de poner de acuerdo a todas las partes, sobre todo buscando una corrección equitativa y justa", manifestó. "No hay base que sustente que se hayan incluido contenidos que en principio no entraban para examen, pero es bueno aclararlo antes de la corrección en beneficio del estudiante", declaró Zulaica.

Hace cuatro años, el examen de matemáticas que se puso en selectividad fue impugnado. Tras el aluvión de críticas que recibió la Universidad de Zaragoza, la comisión encargada decidió que la prueba se valoraría sobre 7,5, y no sobre 10, dejando de puntuar el peor ejercicio que hubiera hecho cada alumno, de los cuatro que se proponían. En principio, no será el caso de estas materias, ya que la institución afirma que las diferencias de parecer solo afectan a subapartados que, en el caso concreto de Química, apenas contabilizan un 0,1 en el examen total. Pero habrá que esperar a que terminen las reuniones que se celebran esta misma mañana para conocer la decisión final.

Etiquetas
Comentarios