Aragón
Suscríbete por 1€

La Universidad de Zaragoza pide situar doctores donde se toman decisiones importantes

La institución concedió ayer la máxima titulación a 42 personas, incluido el presidente de Aragón, Javier Lambán.

El presidente de Aragón –centro–, junto al resto de doctorados, ayer, en el Paraninfo.
El presidente de Aragón –centro–, junto al resto de doctorados, ayer, en el Paraninfo.
José Miguel Marco

Naranjas, amarillos, azules... los birretes de todos los colores –varía según la facultad donde se obtuvieron los estudios– destellaron ayer en el edificio Paraninfo de la capital aragonesa, donde la Universidad de Zaragoza celebró el solemne acto de investidura de 42 nuevos doctores de los 305 que leyeron su tesis doctoral el curso pasado, y entre los que se encontraban destacadas figuras como el presidente de Aragón, Javier Lambán, (doctor en Historia Contemporánea) y el director de la Feria de Zaragoza, Rogelio Cuairán (por su tesis de Economía).

Durante su discurso, el rector José Antonio Mayoral pidió que los doctores "ocupen lugares donde se toman las decisiones importantes", y se pase de una sociedad "con excesivos servicios" a una que apueste por la industria y la innovación. En relación a ello, instó a fijarse en que los países que mejor llevan la crisis son aquellos que más invierten en I+D+i.

La ceremonia, que además de por el rector estuvo presidida por el director de la Escuela de Doctorado, Francisco Marco Simón, comenzó en la escalinata de acceso al Paraninfo. Allí formaron en una fila los egresados que iban a recibir la máxima titulación universitaria y la comitiva académica. Después desfilaron escoltados por los maceros hasta la sala donde tuvo lugar la celebración, a la que también acudió la consejera de Innovación y Universidad, Pilar Alegría.

"No hay una experiencia más apasionante que la tesis doctoral", expresó Marco Simón al inicio del acto. El director hizo un llamamiento para que los doctores sean "elementos nucleares" en una sociedad "del conocimiento y la innovación", y apostó por otorgar "visibilidad y reconocimiento social" a los nuevos titulados. A estos, además, les pidió "devolver el esfuerzo" que se ha invertido en formarlos.

Tras estas palabras iniciales, el secretario general de la universidad, Juan García Blasco, tomó juramento en latín a los doctores. A continuación, uno a uno fueron llamados al estrado los 42 titulados de las cinco ramas de conocimiento: Artes y Humanidades; Ciencias; Ciencias de la Salud, Ciencias Sociales y Jurídicas e Ingeniería y Arquitectura. Al acercarse, el rector les impuso el birrete y se les entregó el diploma con el título. Además, seis de ellos recibieron el Premio Extraordinario de Doctorado. El acto se cerró con todos los presentes entonando el himno ‘Gaudeamus Igitur’.El doctorado en cifras

El director de la Escuela de Doctorado aprovechó para detallar algunas cifras. En 2011, cuando se puso en marcha el centro, hubo 2.068 matriculados. El pasado curso la cifra ascendió hasta 2.636. Además, se presentaron 305 tesis –42 de los que lo hicieron fueron los que ayer recibieron el birrete–. En lo que va de curso se han presentado 720, un aumento debido a que expira el plazo para que se presenten los que seguían el antiguo plan de estudios.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión