Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Desarrollan un nuevo envase alimentario con propiedades antioxidantes

Investigadores de la UZ han participado en esta patente que incorpora nanopartículas de selenio.

La doctora Cristina Nerín, en el centro de la foto, muestra el nuevo material.
Desarrollan un nuevo envase alimentario con propiedades antioxidantes
UZ

Investigadores de la Universidad de Zaragoza han desarrollado un nuevo envase alimentario con propiedades antioxidantes, gracias a la utilización de nanopartículas de selenio en su composición que alargan la vida útil del producto.

Según informa la Universidad de Zaragoza en un comunicado, el material final obtenido puede emplearse en líneas de envasado convencionales, no requiere activación previa y es estable durante más de un mes en almacén.

El nuevo envase antioxidante ha sido evaluado con éxito frente a alimentos fácilmente oxidables como avellanas, nueces y patatas fritas en aceite de oliva y en todos los casos prolonga la vida útil de los alimentos, tal como ha explicado Cristina Nerín, catedrática de Química Analítica, y coordinadora principal del Grupo Universitario de Investigación Analítica (GUÍA), del I3A, de la Universidad de Zaragoza, y que ha participado en el desarrollo de esta patente.

En este nuevo material, que está a punto de comercializarse, han participado investigadores del grupo de Trazas y Especiación de la Universidad Complutense de Madrid y las empresas Magapor y Samtack. El trabajo ha sido realizado en el marco de los proyectos de investigación Nanoflexipack (subvencionado por el Ministerio de Economía y Competitividad) y Avansecal (financiado por la Comunidad de Madrid y el Programa Europeo FEDER).

Debido a que la legislación europea prohíbe que las nanopartículas estén en contacto directo con el alimento envasado, dichas se han incorporado al material adhesivo empleado en sistema multicapas que conforman un envase flexible. Y los resultados han sido muy satisfactorios. “No se distingue del material convencional. En la línea de envasado se comporta igual, pero con ventajas. Le añade propiedades antioxidantes que los otros no tienen. Y los ensayos de oxidación demuestran que se extiende la vida útil de los productos”, destaca la investigadora Cristina Nerín.

¿Cómo funciona el nuevo material del envase?

Las nanopartículas actúan absorbiendo radicales libres derivados del oxígeno, que se forman de manera espontánea a partir del oxígeno, la humedad y la radiación UV, y son los que inician todas las reacciones de oxidación. Si no hay radicales libres, la oxidación no tiene lugar. Los radicales libres son muy pequeños y muy reactivos, y se ha demostrado que son capaces de atravesar la capa polimérica de polietileno que es la que está en la parte interior del envase donde se encuentra el alimento. A medida que se forman los radicales libres, son atraídos por las nanopartículas de selenio que están detrás de la capa de polímero.

Los estudios de migración han puesto de manifiesto que las nanoparticulas no migran al contenido. El nuevo envase antioxidante ha sido evaluado frente a alimentos fácilmente oxidables y en todos los casos se comporta como buen antioxidante, extendiendo la vida útil de los alimentos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión