Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Sijena pedirá el secuestro judicial de la cuna del belén tras anularse la subasta

La Generalitat también exigió la retirada de la pieza y alegó su "derecho preferente de adquisición" al tenerla catalogada.

La cuna de plata estaba valorada entre 10.000 y 12.000 euros.
La cuna de plata estaba valorada entre 10.000 y 12.000 euros.
Setdart

El Ayuntamiento de Villanueva de Sijena pedirá hoy mismo ante un juzgado de Huesca el secuestro judicial de la cuna de plata del belén del monasterio de Sijena, después de que el lunes se retirara de la subasta en la que iba a venderse. Es una de las medidas que solicitará el Consistorio en la denuncia que interpondrá por un presunto delito de apropiación indebida, en la que también se reclama la entrega de la pieza al Ayuntamiento o al Gobierno de Aragón para reintegrarla al cenobio. Mientras, la DGA también estudia las medidas "oportunas" para la defensa de los intereses de Aragón y la recuperación de los bienes "incautados por Cataluña", según afirmó ayer el portavoz del Ejecutivo, Vicente Guillén.

El letrado del Ayuntamiento sijenense, y a su vez administrador civil de monasterio, Jorge Español, advirtió el lunes a la casa de subastas barcelonesa Setdart de que la pieza forma parte del tesoro artístico de Sijena y está afectada por la declaración de Monumento Nacional de 1923, que lo convierte en un bien indivisible, por lo que su venta sería nula. Además, Aragón duda de las circunstancias que rodean el intento de enajenación por parte de los herederos de una laica que, al parecer, ejercía en ventas de arte como intermediaria de las monjas del monasterio de Valldoreix, al que las religiosas de Sijena se trasladaron en los 70.

La galería afirma que hay un documento de donación, pero Español no cree que sea válido, ya se requeriría una escritura ante notario y las autorizaciones del Vaticano y del obispo. Por ello, pedirá al juez que reclame a la casa de subastas "toda la documentación al respecto", e incluso que "ordene el registro de la vivienda de los supuestos vendedores por si guardasen más piezas" de Sijena. A este respecto, el alcalde, Alfonso Salillas, comentó que "lo extraño es que subastaran solo la cuna".

Pero no solo el Ayuntamiento y la DGA recelaban de la puesta a la venta, también la Generalitat, que la incluyó en su catálogo de patrimonio cultural en 1993. Por ello, informó el mismo lunes a Setdart de que deberían haber notificado la subasta al Gobierno catalán, que recordó que tendría "derecho preferente de adquisición", aunque no quiso confirmar su intención de ejercerlo.

Mientras, la casa de subastas sí reconoció que la Generalitat pidió ejercer el derecho de tanteo y ante el revuelo suscitado, retiraron la pieza, por la que ya se ofrecían 2.800 euros, aunque se esperaba que la cifra subiera más en los últimos días de puja. "Intentaremos volver a subastarla cuando se aclare el tema legal", añadieron.Avances para restituir 97 piezas

Por otra parte, el Juzgado nº 1 de Huesca levantó ayer la suspensión del proceso de ejecución provisional de la sentencia que en abril obligó a Cataluña a devolver al monasterio 97 piezas compradas a las monjas. El procedimiento se paralizó por un recurso de la Generalitat ante el Supremo, que lo ha desestimado. Cataluña también ha impugnado el auto de ejecución para fijar la fecha de entrega.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión