Despliega el menú
Aragón

Hacienda sube un 10% los valores catastrales de 234 municipios y los revisa a la baja en 30

La actualización afectará a los recibos del IBI de los vecinos de 102 pueblos de Huesca, 119 de Teruel y 119 de Zaragoza.

El Ministerio de Hacienda sube un 10% los valores catastrales de 234 municipios de todo Aragón. Una medida que repercutirá en los recibos del impuesto de bienes inmuebles (IBI) que los vecinos de estas localidades pagarán el próximo año. Además, en otras 76 localidades también se revisarán al alza (con subidas de entre el 6% y el 13%) y solo se actualizarán a la baja en 30 pueblos, cinco de ellos con una reducción de los valores de hasta el 30%.

Los nuevos valores sobre los que se calculará la antigua contribución entrarán en vigor el próximo día 1 de enero. Los coeficientes aprobados en la Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2016 harán que el porcentaje de subida o bajada sea directamente proporcional a la actualización de estos valores solo en los casos en los que el tipo con el que se calcula el impuesto no se modifique. Esta variable que se aplica sobre la base liquidable para calcular el total a ingresar la determinan cada año los ayuntamientos y, según la Ley de Haciendas Locales, debe estar entre el 0,4% y el 1,10%.

Los valores que más van a subir son los de aquellos municipios en los que la última revisión (año de entrada en vigor de la ponencia de valores total) se hizo entre 1984 y 1987, ambos incluidos. En esta situación están seis localidades: Aguaviva, Alacón, Calanda, Castelserás y Urrea de Gaén (Teruel), y Fuentes de Ebro, en Zaragoza. Los valores catastrales de los bienes inmuebles de estos pueblos subirán un 13%.Compensar la subida

Para compensar esta subida, en el caso de Fuentes de Ebro, por ejemplo, la alcaldesa, María Pilar Palacín, explica que el Ayuntamiento ha aprobado una rebaja del tipo, que en 2016 pasa del 0,55 al 0,50. Así los vecinos apenas notarán la subida en sus recibos. Esta localidad del área metropolitana llegó a tener el tipo impositivo en 0,70. La ponencia de valores catastrales de Fuentes era una de las más antiguas de todo Aragón. El Ministerio de Hacienda la revisó al alza en los últimos años y esto ha supuesto que los valores catastrales de ahora sean un 48% más altos que hace tres años.

Los valores que fueron fijados en 1990 y entre los años 1994 y 2002, ambos incluidos, subirán un 10%. Yen esta situación hay más de 200 pueblos, entre los que están Tarazona o María de Huerva, en Zaragoza; Huesca, Loarre, Monzón o Sallent de Gállego, en la provincia oscense; o Albarracín, Alcañiz, Calamocha y Teruel, en la provincia turolense. En tres localidades (Encinacorba, Marracos y Orés), los valores subirán un 12% y se elevarán un 11% en 65 localidades entre las provincias de Teruel y Zaragoza. En estas últimas, los valores se actualizaron por última vez en 1989 y entre ellas están Épila, La Muela, Villafranca de Ebro, Mora de Rubielos o Villafranca del Campo, por destacar algunos ejemplos.

Las revisiones de los valores catastrales pueden hacerse a instancias del propio Ministerio de Hacienda o previa solicitud de los ayuntamientos. Para pedir una actualización deben haber pasado al menos cinco años desde la última valoración colectiva o justificar diferencias sustanciales con los valores de mercado.

Esto es lo que ocurrió en la mayor parte de los municipios aragoneses en los que los valores catastrales fueron fijados en pleno ‘boom’ urbanístico. En 2016, cinco localidades de la provincia de Zaragoza, cuyos valores fueron fijados en 2008, tendrán que aplicar a estas cifras el coeficiente 0,70. Esto supone que en Almonacid de la Sierra, Cosuenda, Illueca, Nuez y Ricla –todos ellos de la provincia de Zaragoza– los valores catastrales se reducirán un 30%.

El alcalde de Cosuenda, Óscar Lorente, explica que, en su caso, fue el propio Ayuntamiento el que solicitó la revisión a la baja, ya que en 2009 y 2010 pudieron constatar que los valores catastrales llegaban a estar por encima de los de mercado. Para compensarlo, se redujo el tipo impositivo que se aplica, que estaba en el 0,85 y se bajó hasta el 0,70. Pero Lorente incide en que los ingresos por el IBI son muy importantes y el municipio "necesita garantizar" en torno a 75.000-80.000 euros de ingresos anuales por este concepto.

Cadrete y Mara, donde los valores son de 2007, y Ansó, Jaca, La Almunia y Nuévalos (de 2009)tendrán una reducción del 23%. Ocho municipios tendrán bajadas del 18%; otros ocho, del 15%, y tres disminuirán un 8%.

Etiquetas
Comentarios