Despliega el menú
Aragón

Una treintena de colegios electorales son inaccesibles

Un informe de DFA concluye que 33 centros presentaban barreras arquitectónicas insalvables.

El colegio San Vicente de Paúl es un ejemplo de inaccesibilidad debido a su escalón de entrada seguido de 10 escaleras.
El colegio San Vicente de Paúl es un ejemplo de inaccesibilidad debido a su escalón de entrada seguido de 10 escaleras.
Sandra Lario

Que todo ciudadano español mayor de edad tendrá derecho a voto el próximo 20 de diciembre es, con ciertas salvedades, una verdad irrebatible. Como también lo es que no todos se encuentran un camino igual de sencillo en el momento en que encaran el colegio electoral para depositar su sufragio. De este tema pueden hablar largo y tendido aquellos aragoneses con problemas de movilidad y que no tienen tanta facilidad como sus familiares y amigos para acceder a un edificio con escaleras o con entradas angostas o no diseñadas para una sociedad cien por cien inclusiva.

Según un documento facilitado por la fundación Disminuidos Físicos de Aragón (DFA), en los comicios autonómicos y municipales del pasado mes de mayo hubo 33 colegios electorales de la capital aragonesa que resultaron inaccesibles y otros 34 que fueron parcialmente practicables. Estos últimos son espacios que han experimentado alguna reforma, pero que siguen presentando complicaciones para personas con graves problemas de movilidad.

Aunque no es posible elegir un colegio electoral distinto al asignado por cercanía al domicilio, si existe la posibilidad de "dirigir un escrito a la Junta electoral de zona para que se asigne una persona que le pueda ayudar", explica Gema Usieto, técnico de accesibilidad de la fundación DFA.

La fundación avanza durante estos días en su labor de visitar los distintos colegios e institutos para indicar a las respectivas direcciones las mejoras que deben tener en cuenta de cara a facilitar la vida a sus alumnos y, de paso, a los votantes.

1.654 locales problemáticos en toda España

También un informe de la subdirección general de Política Interior y Procesos electorales, dependiente de Interior, alertaba de que 1.654 locales de toda España en los que se desarrollaron las últimas elecciones generales no fueron plenamente accesibles.

En toda la provincia de Zaragoza fueron 111 los inmuebles que no pasaron la prueba del algodón al registrar alguna queja. En el Alto Aragón fueron dos los locales en los que se dio cuenta de los problemas de acceso, mientras que Teruel fue una de las pocas provincias en las que no hubo molestias de ningún tipo entre el colectivo de personas con movilidad reducida.

Interior también da cuenta de los servicios especiales que dieron las autoridades para facilitar la vida a sus vecinos con ganas de participar en la cita electoral. En las tres provincias aragonesas hubo intervenciones de Guardia Civil, Policía y Cruz Roja para llevar a ancianos y discapacitados a ejercer su derecho democrático.

Etiquetas
Comentarios