Despliega el menú
Aragón

Francia desbarata los planes de Rajoy y pedirá ayuda contra el EI antes de las elecciones

El embajador en Madrid destaca que la lucha contra el yihadismo no ha de supeditarse al calendario electoral.

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, visitó ayer las tropas españolas desplegadas en el sur del Líbano.
Morenés este martes en Beirut.
Efe

La Moncloa recibió ayer una noticia que no deseaba escuchar. Francia anunció que antes de las elecciones generales del 20 de diciembre solicitará ayuda a España en la lucha contra los yihadistas en Siria. Es un asunto que "se debe debatir ahora", aclaró el embajador francés en Madrid, Yves Saint-Geours.

Mariano Rajoy confiaba en no tener que escuchar antes de las elecciones la petición de ayuda militar o logística de Francia para combatir al Estado Islámico (EI) en sus bases de Siria. Su plan, según reconocían en el PP, pero también en la Moncloa, era que la situación entrara en una fase valle hasta que pasasen los comicios para que fuera el nuevo Gobierno el que tomara la decisión de implicarse en el esfuerzo bélico contra el terrorismo islamista radical. Saint-Geours insistió en que aún no se ha puesto una petición sobre la mesa porque François Hollande quiere concluir antes las conversaciones con los presidentes de Estado Unidos y Rusia, y con el primer ministro británico y la canciller alemana, los cuatro principales aliados de Francia. Después, recabará la colaboración contra el Estado Islámico del resto de países, entre ellos España.

Aunque el embajador anunció que la solicitud de colaboración se formalizará antes del 20 de diciembre, apuntó que su país tendrá en cuenta que España está en campaña electoral, y no es conveniente abrir "esos debates" en una etapa de confrontación política. Por esa razón, la petición francesa, explicó Saint Geours, se hará "con discreción" a fin de que el Gobierno español la maneje como crea conveniente. Los planes de la Moncloa son no hacer pública la demanda de ayuda que haga Francia hasta pasadas las elecciones. Esa decisión, sea cual sea la demanda de París, corresponderá tomarla al nuevo Ejecutivo y al nuevo Parlamento que salga de las urnas.

La idea de Rajoy es no abrir un debate en plena campaña electoral sobre la participación de España en una coalición militar contra el Estados Islámico. Sabe que podría ser letal para los intereses del PP porque la sola mención de ese paso destapará los sentimientos antibelicistas de buena parte de la sociedad y dará alas a las fuerzas de izquierda, sobre todo Podemos e IU, pero también a parte del PSOE.

Por eso la orden es silencio hasta las elecciones y no dar pie a las especulaciones. "Sin haber nada", lamentó ayer el portavoz adjunto del Gobierno, José Luis Ayllón, ya hay una manifestación contra la guerra en el centro de Madrid el próximo sábado, a la que Podemos se sumó ayer. El recuerdo de la foto de las Azores, la política de Aznar respecto a Iraq y las gigantescas manifestaciones contra la guerra del 15 de febrero de 2004 están frescas aún en la memoria de Rajoy y del PP.

El presidente del Gobierno quiere ahora mantener prietas las filas del bloque unitario contra el terrorismo yihadista. Sabe que cualquier movimiento puede hacer que afloren las divergencias. Con estos temores en la cabeza, Rajoy reclamó ayer "lealtad" al PSOE, Ciudadanos y Podemos para mantener el acuerdo no escrito sin fisuras. En un acto de precampaña en la localidad sevillana de Tomares, advirtió que "el mayor error que podríamos cometer en la lucha contra el terrorismo sería que hubiera diferencias entre nosotros". Rajoy aseguró además que informará, como ha hecho hasta ahora, a Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Iglesias de las novedades que surjan. Se comprometió asimismo a que el Congreso sea consultado y deberá aprobar cualquier movimiento de tropas.

Lo que ya sabe el Gobierno es que Francia no va a plantear el envío de tropas al teatro de guerra porque, de momento, está descartada. El escenario más factible es el relevo de las unidades francesas en alguna de las misiones internacionales en África.

Etiquetas
Comentarios