Despliega el menú
Aragón

Amor por correspondencia (informática)

Los centros de relaciones científicas prematrimoniales buscarán su pareja ideal.

Página de Heraldo de Aragón del 13 de abril de 1972
Amor por correspondencia (informática)

Las páginas web para encontrar pareja están a la orden del día, pero eran algo impensable en la década de los 70. Este reportaje, publicado el 13 de abril de 1972 en HERALDO DE ARAGÓN, acercó a los lectores un innovador servicio para conseguir el matrimonio perfecto a través de algoritmos informáticos.El matrimonio por computador

Los centros de relaciones científicas prematrimoniales buscarán su pareja ideal

La incorporación de la ciencia a la vida diaria es un hecho del que ya, por lo habitual, no nos damos cuenta, como no suceda un nuevo y espectacular descubrimiento. […] En eso que debería ser tan sencillo como es el encontrar a su media naranja, con quien compartir venturas y desgracias el resto de la vida, por causa de la prisa, del exceso de trabajo, en fin por estar demasiado sumergidos en la sociedad de consumo, la electrónica, la psicología, la sociología, han encontrado una puerta abierta para introducirse y se han creado aquí en España, los centros de relaciones científicas prematrimoniales.Así se inicia el proceso

Supongamos que usted, entre su trabajo y su círculo de amistades, no ha encontrado a la persona ideal que busca para casarse, entonces se puede dirigir a uno de estos centros. Le harán rellenar unas fichas, en las que la primera condición para seguir con el estudio de personalidad será que usted posea la condición legal necesaria para poder contraer matrimonio. […] El resultado de todo esto se pasa a un equipo formado por psicólogos, sociólogos y grafólogos que estudiarán su manera de ser. […]Ni tímidos, ni introvertidos, ni feos

Lo curioso es que no son personas tímidas, ni introvertidas, ni feas, las que acuden a este tipo de consultas. Muchas veces son universitarios, y la clase social a la que pertenecen, es de media para arriba. […] Después de que el estudio está hecho, por medio de un cerebro electrónico, se seleccionan unas cincuenta fichas para cada caso, porque es obvio que no existe sólo una persona con la que cada individuo pueda convivir. Con la selección de fichas hechas por la computadora, vuelven a intervenir los psicólogos, que reducen esta cifra a poco más de media docena. Entonces es cuando el centro le pondrá en contacto con esas personas. […]Ni jóvenes ni viejos

El mayor porcentaje está comprendido entre edades que oscilan, para la mujer, de los 29 a los 30 años; en el hombre, desde los 33 a los 37. En seis años, más de dos mil matrimonios se han efectuado por este medio, es decir, más de cuatro mil personas han creído en este nuevo medio de conocimiento. Y no se ha producido ninguna separación. El centro, una vez contraído el matrimonio, se encarga de un discreto control y de ayudarles en los problemas que trae la vida en común, sobre todo durante los primeros años.

Recopilado por Mapi Rodríguez y Elena de la Riva. Documentación de HERALDO DE ARAGÓN

Etiquetas
Comentarios