Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Ocho heridos en dos accidentes de tráfico en Calamocha y candasnos

Uno de los implicados en el siniestro de Teruel sufrió la amputación de un brazo y varios traumatismo.

Ocho personas resultaron heridas, cuatro de ellas de gravedad, en dos accidentes de tráfico registrados ayer en las carreteras aragonesas dentro de la operación retorno de las vacaciones. El primer siniestro ocurrió a las 10.00 en la N-II en Candasnos (Huesca) y el otro, en Calamocha (Teruel) a las 13.30.

El suceso más grave se produjo en el kilómetro 185,500 de la autovía Mudéjar (A-23), en Calamocha, con una balance de cinco personas heridas, dos de ellas graves. Todas fueron evacuadas a centros hospitalarios de Zaragoza en ambulancia, salvo el más grave, que sufrió la amputación de un brazo y fue trasladado al Miguel Servet en el helicóptero del 112. Tiene 76 años y a última hora de ayer seguía grave, aunque estable. Además, presentaba politraumatismos, informó la DGA.

El accidente obligó a cortar la circulación en sentido a Francia hasta las 15.30. Debido a la operación de evacuación en helicóptero, también se cerró momentáneamente la calzada de la A-23 hacia Sagunto. La Guardia Civil desvió el tráfico por la carretera N-234, que discurre paralela a la autovía.

Los implicados, de entre los 14 y los 76 años, forman parte de una misma familia que reside en Navarra. Viajaban en un turismo que se salió de la calzada y volcó. Un niño de 14 años, y su madre permanecían a última hora en observación en el Servet. La otra hija, de 16 años, fue dada de alta tras ser asistida en Traumatología del Clínico. Allí también quedó ingresada su abuela, que fue intervenida de diversos traumatismos.

Los bomberos de Calamocha acudieron tras recibir una llamada de un camionero que pasó por el lugar. Además de excarcelar al hombre atrapado, el despliegue también respondió a una medida de precaución para evitar el incendio del combustible que vertía el coche siniestrado. Apenas tres horas después, otras tres personas resultaron heridas, dos de ellas graves, en una colisión frontolateral entre un turismo y una furgoneta a la altura del kilómetro 412,150 de la N-II a su paso por Candasnos, en el tramo sin desdoblar de esta vía.

Los dos ocupantes del coche, un matrimonio residente en Cataluña, fueron los más afectados. El hombre, de 59 años, fue evacuado en el helicóptero del 112 al hospital Miguel Servet en estado grave. Había quedado atrapado en el interior del vehículo y presentaba varios traumatismos de los que fue intervenido por la tarde. Su esposa, que pudo salir por sus medios, fue trasladada a Lérida, también con lesiones graves. El conductor de la furgoneta fue atendido por heridos leves. Estos han sido hasta ahora los únicos siniestros de relevancia en Aragón durante la operación retorno, que concluye esta noche.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión