Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Los hoteles de Aragón recibieron en julio a 236.000 turistas, el mejor dato desde 2008

Huesca bate el récord de visitantes y pernoctaciones, superando el año de la Expo.

Julio batió un récord de visitantes en Aragón, tan solo superado por el año de la Expo de Zaragoza. El repunte del sector turístico se situó en casi un 8% respecto al mismo mes del año anterior, con unos datos que solo tiene parangón con los de aquel verano, cuando la Exposición Internacional del Agua se convirtió en un gran foco de atracción. La caída continuada en los años de la crisis parece haberse frenado por fin, aunque el buen tiempo de este año también ha sido determinante para animar la actividad turística.

En total, los 848 establecimientos aragoneses abiertos el mes pasado recibieron 236.809 viajeros, según la Encuesta de Ocupación Hotelera hecha pública por el Instituto Nacional de Estadística (INE), casi 30.000 más que en 2014 y solo por debajo de 2008, cuando se superó ligeramente las 275.000 personas.

En cuanto al número de pernoctaciones, hubo 457.956 en las más de 41.000 plazas hoteleras de la Comunidad. Este es el tercer mejor dato de los últimos años, por detrás del de la Expo (590.750), pero también del año 2007 (473.342), lo que confirmaría la tendencia de estancias más cortas. El aumento de un 7,5% en las pernoctaciones en Aragón en julio es mejor incluso que el porcentaje en España (5%), donde la facturación media por habitación ocupada es de 87,8 euros.

Récord absoluto en Huesca

Si bien en las provincias de Zaragoza y de Teruel el mes pasado no han podido superar el número de viajeros de 2008, sí lo ha hecho la de Huesca, donde los 92.153 visitantes registrados marcan un récord absoluto. En este caso la variación interanual fue del 14% en viajeros y del 11% en pernoctaciones. El grado de ocupación también aumentó hasta el 39,5%, siete puntos más que hace doce meses. Los fines de semana todavía mejoran más las estadísticas, con una ocupación del 51%.

Exceptuando la capital aragonesa, cuyos hoteles recibieron a 83.796 personas, las comarcas más turísticas fueron las del Pirineo. Curiosamente, Sobrarbe encabezó este ranquin, sin duda por el tirón que tiene en verano el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido (300.000 visitantes en verano), seguida de la Jacetania, Alto Gállego y Ribagorza. Por detrás figuraron la Comunidad de Teruel, la de Calatayud y la Hoya de Huesca.

Las localidades más visitadas siguen siendo Jaca, a la cabeza, Sallent de Gállego y Benasque. En la primera el grado de ocupación también es el mejor (54%, y el 70% los fines de semana), sin embargo, los turistas se quedan más días en Benasque (3,36 de estancia media frente a 2,45).

Los resultados comparativos entre julio de 2014 y 2015 son favorables en todos los índices recogidos por el Instituto Nacional de Estadística para tomar el pulso del sector. Y es que han aumentado los viajeros en todas las categorías de hoteles (desde cinco estrellas a pensiones), las pernoctaciones, el grado de ocupación, e incluso la estancia media, que se situó en 1,98 días. Vinieron más viajeros españoles pero también más extranjeros. En la procedencia del turismo nacional, los catalanes siguen siendo los visitantes más fieles (24%), y luego están los propios aragoneses (23%) y los madrileños (13%).

Los datos del INE han venido a corroborar la impresión que ya tenían los empresarios, según las asociaciones turísticas consultadas. "La ocupación de julio fue muy alta, ha superado nuestras expectativas", afirmó Paz Agraz, presidenta de la Asociación Empresarial Turística de Sobrarbe. A su juicio, hay diversos factores que podrían explicarlo, además de la mejora de la economía. Uno fundamental ha sido "el buen tiempo", y más en las comarcas de montaña, además, añade, del esfuerzo de promoción.

También un buen agosto

"Julio fue bueno para los hoteles, pero lo mismo para los cámpines, que han estado al cien por cien, y para los alojamientos de turismo rural", precisó Paz Agraz. Dice que las empresas proveedoras y el comercio y la hostelería han notado igualmente un aumento de la actividad.

Agosto está siendo también bueno. "Se ha alargado el verano. Aunque ha bajado el turismo, sigue habiendo mucha actividades. Los extranjeros ya son menos, pero el turismo español está apurando las vacaciones", comentó la presidenta de la asociación.

"Hemos tenido un verano mejor que el de 2014, es indudable, y se ha sujetado la cuesta abajo que empieza el 15 de agosto. Ahora mismo todavía hay bastante gente", coincide José Luis Hernández, de la Asociación Turística Empresarial Valle de Benasque. Entre las razones de los buenos datos, además del tiempo, señala la organizaciones de actividades multitudinarias como la Gran Trail Aneto-Posets o el Open Internacional de Ajedrez.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión