Aragón
Suscríbete

Un condenado por estafa vuelve a utilizar las mismas técnicas para captar víctimas

Ofrece salarios de 900 euros fijos más comisiones y alta en la seguridad social por buscar patrocinios para una carrera.

Víctor Manuel Sarrato, el 9 de junio cuando fue juzgado por estafa, con su abogado Javier Elía.
Víctor Manuel Sarrato, el 9 de junio cuando fue juzgado por estafa, con su abogado Javier Elía.
asier alcorta

Víctor Manuel Sarrato Morillas fue condenado el pasado de 9 de junio a un año y medio de prisión por un delito de estafa y otro contra la propiedad empresarial después de que reconociera ante el juez que había engañado a 23 personas, la mayoría gente parada y necesitada económicamente, a las que contrató para que vendieran publicidad en revistas que no eran suyas o no estaban editadas. Además de cobrar en efectivo los anuncios que nunca se publicaron, no pagó a los comerciales ni diseñadores ni fotógrafos a los que contrató.

En la actualidad, Sarrato tiene una causa pendiente del 27 de marzo de 2015 por falsedad y estafa por un hecho similar, según confirmaron a HERALDO fuentes policiales. Aun así, continúa captando a comerciales y diseñadores utilizando las mismas técnicas y bajo los mismos reclamos.

En el caso por el que fue juzgado, admitió que su forma de actuar consistía en insertar anuncios dirigidos a vendedores a los que ofrecía contratos de tres meses en el régimen general, un salario de 1.000 euros, con gastos de combustible y dietas incluidos, más comisiones. Las entrevistas de trabajo las hacía siempre en espacios públicos de hoteles o en bares ya que, según les decía, en ese instante no tenía oficina porque estaba buscando una sede mejor para su supuesta empresa.

Después de llegar a un acuerdo con los comerciales, firmar en una gestoría el contrato y recibir una hora de formación, los enviaba a la calle sin más material de trabajo que una copia de la revista. Cuando en otras ocasiones decía promocionar eventos –que nunca se celebraban–, les proporcionaba una copia del cartel, pero nunca tarjetas de visita, folletos o catálogos. A los hosteleros que firmaban un contrato y pagaban en efectivo y por adelantado, no les dejaba copia. Luego, los vendedores le entregaban el dinero en mano y, lógicamente, a ninguno les pagó su salario.

Anuncios en marquesinas

Cuando Víctor Manuel Sarrato fue juzgado, una de las víctimas alertó de que había visto un cartel pegado en una marquesina de autobús en el que una empresa buscaba comerciales y diseñadores gráficos. Esta misma semana, otra ha detectado otro similar, también en una céntrica parada de autobuses y en persianas de establecimientos cerrados. En ambos figura su mismo número de teléfono móvil. El contenido es el de siempre: "Empresa de marketing necesita comerciales y diseñador gráfico, alta seguridad social desde primer día, nómina fija + comisiones, contrato de 3 meses". Esta joven cuenta que llamó para informarse y que le cogió un hombre que dijo que era de una empresa de publicidad llamada Ocio Zaragoza que colaboraba con el Ayuntamiento de la capital en varias revistas. Acto seguido, trató de informarse por internet y pronto empezó a sospechar de que había algo raro porque no encontró referencias de la sociedad mercantil. Sí que localizó el nombre de otra empresa en una página de Facebook con el mismo número de contacto, pero tampoco halló información de la firma.

La cita fue en un espacio público del World Trade Center, en el Actur. Allí se encontró con Víctor Sarrato y, como es habitual, le dijo que en ese momento tenía que recibirla allí porque casualmente estaba pintando su oficina y no podía usarla. Oficina que, por otra parte, tampoco constaba en el edificio a nombre de Ocio Zaragoza. El trabajo que le propuso el supuesto empresario consistía en buscar patrocinios (a 125 €) y colaboradores (a 60 €) para una carrera de bicicletas. Ella aceptó pero ya no acudió a la cita del día siguiente puesto que su padre le alertó de que en un cartel habían escrito una leyenda a mano: "Ojo, es un estafador". Este periódico intentó ponerse en contacto ayer con Víctor Sarrato, sin éxito.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión