Despliega el menú
Aragón

La línea del AVE ha sufrido 32 robos de cobre de enero a junio

Interior pone en marcha un plan estatal para prevenir estos delitos y Fomento invierte 10 millones para arreglar los daños.

La línea del AVE continúa siendo un vivero para los ladrones especializados en el robo de cobre, tanto que el Ministerio de Interior ha decidido poner en marcha, con carácter permanente, un plan para frenar el robo de este material en España. Las cifras no dejan lugar a dudas: solo en los seis primeros meses del año se han registrado en Aragón 32 robos, la mayor parte de ellos en la provincia de Zaragoza. En total, se sustrajeron 3,4 kilómetros de este material, valorado en 93.000 euros, sin contar los daños causados en la vía.

Estos robos equivalen al 5,8% de los cometidos en toda España y sitúa a la comunidad aragonesa en el sexto lugar de este ranquin delictivo, por detrás de Cataluña, que ocupa el primero, Valencia y Madrid.

A lo largo de 2014, según datos del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF), se produjeron 64 robos de cable de cobre en la línea del AVE en Aragón. Los delincuentes arrancaron 12,2 kilómetros de cable, valorados en 444.000 euros, y las Fuerzas de Seguridad del Estado lograron recuperar 1.200 metros.

Estas fuentes puntualizaron que, no obstante, las sustracciones han bajado un 30% respecto a 2014 y que, tras las sucesivas reposiciones del cable, los retrasos que se producían en la línea del AVE en Cataluña se han solucionado y solo se reduce la velocidad por esta causa en la entrada de Barcelona.

Los daños causados por esta actividad delictiva son cuantiosos y solo este año el Ministerio de Fomento ha previsto una dotación presupuestaria de 10.000.000 de euros para reparar los destrozos en las vías AVE de todo el país.

Actuación coordinada

ADIF cuenta con varias patrullas de vigilancia así como con protocolos de acción coordinada con diferentes fuerzas de seguridad, como la Guardia Civil, para combatir estos delitos. De hecho, en Aragón hace tiempo que los agentes controlan de manera más intensa las chatarrerías y empresas que comerciaban con el material ilegal.

A partir de ahora, según informó ayer el Ministerio de Interior, se buscará una actuación coordinada de todas las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para evitar la aparición o consolidación de organizaciones relacionadas con la apropiación, receptación, comercio o cualquier disposición ilegal de cobre.

La seguridad se intensificará a través de mecanismos que refuercen el control y el seguimiento administrativo de las distintas fases del cobre, desde su fabricación, comercialización y uso en instalaciones e infraestructuras, hasta el final de su vida útil y su posterior recuperación y reinicio del ciclo. Entre estas medidas se encuentra el censo de industrias, depósitos, redes de distribución, de servicios y otras instalaciones donde se fabrique, procese, utilice o almacene el cobre que es susceptible de ser sustraído. También se elaborará un mapa que muestre gráficamente las zonas donde se producen más robos de este material.

Más inspecciones

Este mapa identificará los lugares empleados por los delincuentes para manipular, almacenar, ocultar el cobre robado con especial atención a los pequeños centros ilegales de recogida de chatarra. Igualmente, se incrementará la inspección de los centros de gestión de residuos y de los establecimientos de compraventa de metales y aumentará el control de licencias y documentación de estas empresas y se impulsará la investigación del patrimonio de sus propietarios. El Ministerio de Interior aseguró ayer que tiene previsto promover el cierre o suspensión de actividades de todos aquellos centros que carezcan de licencia.

Además, se reforzarán los controles preventivos del tráfico y circulación de vehículos sobre los transportes por carretera de material de cobre.

Etiquetas
Comentarios