Aragón
Suscríbete

Familias de víctimas aragonesas del Airbus acuden al sepelio en los Alpes

?Francia enterró ayer los restos no identificados de los 150 fallecidos (seis de Aragón) al lado del lugar del accidente aéreo.

Los familiares metieron mensajes y fotografías en la fosa común y lanzaron 150 globos.
Los familiares metieron mensajes y fotografías en la fosa común y lanzaron 150 globos.
robert pratta/reuters

Familiares de los seis aragoneses fallecidos en el accidente aéreo del Airbus 320 en Los Alpes en marzo acudieron ayer al último adiós celebrado en Le Vernet (Francia). El Gobierno francés ofreció un sepelio por las 150 víctimas del siniestro del avión de Germanwings estrellado por su copiloto el pasado 24 de marzo, una última despedida oficial con motivo de la inhumación de los restos humanos que no pudieron ser identificados.

"Hemos estado en Le Vernet, donde ya se instaló un monolito en recuerdo de las víctimas. Antes de cerrar la fosa común con los restos hemos puesto fotografías, mensajes y otros objetos de recuerdo", señaló un familiar.

La localidad alpina de Le Vernet, el punto habitado más cercano a la zona del impacto, fue el lugar elegido para un acto interreligioso en respeto a las distintas creencias y nacionalidades de los fallecidos, en su mayoría alemanes y españoles.

"Nos ha caído un diluvio y lo tomamos como el último entierro y duelo que hemos vivido. Hemos asistido unas 250 personas, sobre todo entre españoles y alemanes. De los seis aragoneses hemos acudido todos los familiares", agregó el pariente de uno de los fallecidos. Llegaron desde Barcelona a Marsella en un avión, que facilitó la empresa aérea.

Los restos no identificados fueron enterrados "horas antes" del inicio oficial del homenaje en una tumba común, colectiva, que para las familias constituye una especie de segundo entierro, ya que ya habían recibido las partes que sí pudieron ser reconocidas con las muestras de ADN.

Representantes diplomáticos, los alcaldes de los pueblos vecinos, diputados, la prefecta del departamento de Alpes de Haute-Provence y el fiscal encargado de la investigación, Brice Robin, acompañaron a los allegados en un acto que, tras la ceremonia, se trasladó al cementerio local, donde hubo una ofrenda de flores.

Al final del sepelio, que se celebró bajo unas carpas que cubrió de la lluvia a los familiares, se lanzaron 150 globos en recuerdo de las víctimas en los que se ponían mensajes o fotografías también.

El lugar del impacto, en la ladera de la montaña, sigue teniendo prohibido el acceso, informó el Ministerio del Interior, que precisó que la construcción de una vía de acceso y la recuperación de todos los restos materiales ya han finalizado.

Una empresa contratada por Lufthansa comenzará "próximamente" la descontaminación de la zona para limpiarla por ejemplo de residuos de queroseno y, cuando esa labor termine, previsiblemente en otoño, las autoridades de los municipios implicados decidirán sobre su suerte.

La ceremonia, al abrigo bajo una gran carpa, se celebró en una jornada que, según dijo a Efe el cónsul español en Marsella, Rafael Valle, fue "solemne y al mismo tiempo sencilla, porque de lo que se trataba era de compartir el dolor de las familias".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión