Despliega el menú
Aragón

Marc Bertrán "Vamos a ser competitivos desde el principio"

Será una de las voces experimentadas de la plantilla del Real Zaragoza.
El lateral derecho habla de su carrera, la evolución de su demarcación y las aspiraciones del equipo.

El veterano defensa Marc Bertrán, en la localidad altoaragonesa de Boltaña.
El veterano defensa Marc Bertrán, en la localidad altoaragonesa de Boltaña.
javier broto

¿Cuántas pretemporadas son ya?

No llevo la cuenta, creo que son trece o catorce.

¿Han cambiado mucho las preparaciones estivales?

Recuerdo que las primeras eran muy duras. Las hacía con el Espanyol en Rialp, en el Pirineo de Lleida, y se salía mucho al monte a correr. Pero aun con todo creo que son más físicas ahora.

¿Es más sencilla la integración en un grupo de un veterano?

Sí. Lo más importante cuando llegas a un sitio nuevo es que la gente te reciba bien. Yo aquí, en ese sentido, estoy encantado. La gente transmite cariño y estamos a gusto, yo y todos los nuevos. Ahora hay que hacer un grupo fuerte, trabajar bien y crear un buen ambiente, como es el caso.

¿Qué destaca de los primeros días de entrenamiento?

El grupo está siendo muy competitivo desde el inicio. Me gusta. Se está armando un equipo con muy buenos jugadores.

¿Y de Popovic?

Transmite alegría y eso es bueno para el día a día. Es cercano, pero también exigente. Y esto es importante porque su función es exprimirnos lo máximo.

Viene de un año complicado. ¿El más duro de su carrera?

El más raro, por lo que me sucedió en Huelva al quedarme sin inscribir. Fueron seis meses en los que lo pasé mal. Llegaba de tres años buenos, jugando de forma asidua, además en Primera. Suerte que tuve la opción de Leganés.

¿Sigue aprendiendo cosas después de más de 14 temporadas como profesional?

Sí. Todos los días se aprende. Y de todo el mundo. Hasta el final, hay que intentarlo, aunque eso vaya mucho con cada uno.

¿Cómo fue su infancia en un pueblo pequeño como La Pobla de Segur?

Lo que suele hacerse en una localidad de tres mil habitantes. Iba a la escuela y al campo de fútbol del pueblo, donde jugaba con mi hermano. Pasábamos las tardes enteras con el balón, tenía a mi madre cada dos por tres detrás porque rompía muchas zapatillas.

Es paisano de Carles Puyol, cuatro años mayor. ¿Jugaba con él?

Sí, pero no mucho. Él es mayor y a esas edades se nota más. Recuerdo que él tenía 16 o así cuando se marchó al Barcelona y yo tenía doce. Pero tenemos contactos, nos conocemos y hablamos. Puyol es un deportista ejemplar, reconocido mundialmente y eso es un orgullo para La Pobla.

Resulta llamativo que de un pueblo tan pequeño salgan dos futbolistas en tan poco tiempo que se hacen hueco en Primera División jugando de laterales…

Sí. Aunque yo empecé de extremo derecho. Fue en el juvenil A del Espanyol cuando me convierten en lateral.

¿Cuál es el entrenador más importante de su carrera?

No sé cuál decir. Con José Luis Oltra en el Tenerife conseguimos un ascenso a Primera jugando muy bien. De Mendilibar en Osasuna también aprendí. Tintín Márquez me dio oportunidades y me convirtió de extremo a lateral derecho.

Es un lateral con fama de disciplinado en defensa y motor en ataque. De los equilibrados. ¿Cree que ahora, según la evolución de su demarcación, se valora más la faceta ofensiva de los laterales?

A mí siempre me ha gustado atacar. Pero al final siempre hay que encontrar un equilibrio, los defensas, principalmente, tenemos que defender, proteger tu zona, ser consistentes, estar atento a las basculaciones… Depende también del sistema, con cuatro atrás aguantas más, pero con cinco tienes más libertad de ataque.

¿Vivimos en la edad de oro del lateral español? Carvajal, Azpilicueta, Juanfran, Alba, Bernat, Alberto Moreno, Monreal… Da la sensación que sucede el histórico proceso de selección natural de los laterales brasileños: tanta acumulación de talento arriba acaba decantándose hacia los lados de la defensa…

Es verdad. Es curioso. La actual hornada es espectacular. No recuerdo nada parecido. Para jugar de extremo o mediapunta hace falta mucha calidad, desborde… Si no tiene la consistencia suficiente para jugar arriba, se retrasa al lateral.

Lo recluta para el Zaragoza el director deportivo Ángel Martín González, quien ya lo llevó a Osasuna. ¿Qué le parece su trabajo esta temporada?

Tener ocho fichajes ya no es sencillo. El currículo de Ángel lo dice todo de él. En clubes con pocos recursos, forma equipo muy competitivos. Y aquí hizo igual el año pasado, con el Zaragoza peleando arriba hasta el final. En este, creo que vamos a ser muy competitivos desde el principio.

¿Cuáles son las claves para el ascenso?

Ser consistentes en defensa. Hay que recibir pocos goles, aunque arriba hay que tener gente que defina bien. En el Tenerife, tuvimos a Nino y Alfaro arriba que marcaron 29 y 20 goles respectivamente. Al final, estas cosas marcan diferencias, como Borja el año pasado. Es bueno tener alguien decisivo arriba. Este año también lo tendremos seguro. Pero en Segunda quien recibe pocos goles siempre es competitivo.

Ha estudiado Ciencias del Deporte y la Actividad Física. ¿Enfoca hacia allí su futuro?

También estoy acabando la Licenciatura en Economía. Aún no sé que haré. No lo tengo claro. Lo primero es jugar hasta que pueda, exprimir el fútbol al máximo.

¿Le da más vértigo mirar atrás o adelante?

Es distinto. Si miro atrás estoy muy contento de haber vivido esta bonita profesión. Y si miro hacia delante, solo pienso en ser competitivo, en estar siempre al pie del cañón.

¿Pudo venir antes al Zaragoza?

Una vez estuvo muy claro que podía venir. Estaba en el Tenerife y no salió por lo que exigían. Yo tenía contrato y no querían desprenderse de mí.

Etiquetas
Comentarios