Aragón
Suscríbete

Gimeno detecta un agujero de casi 600 millones en las cuentas de la DGA

Más de la mitad del déficit corresponde a Sanidad y se teme que sea mayor cuando se auditen el resto de las consejerías.

El consejero de Hacienda, el socialista Fernando Gimeno, ha detectado ya un agujero que roza los 600 millones de euros en la DGA y todavía no ha realizado la auditoría de las cuentas que dejaron los socios del Gobierno PP-PAR tras gobernar los último cuatro años.

Los números, facilitados por la propia Intervención, ponen en evidencia que el foco del problema está en la infradotación económica del Departamento de Sanidad, al representar 350 de los 596 millones que se necesitarían para acabar el año sin números rojos, tal y como adelantó este diario la semana pasada. A esto se suman otros 80 millones para los que no hay en la actualidad consignación presupuestaria en la Consejería de Sanidad. Y el panorama se complica aún más cuando se añaden los 165,6 millones que el Ejecutivo de Luisa Fernanda Rudi presupuestó en el capítulo de ingresos pese a las advertencias públicas de que el capítulo de recaudación estaba claramente hinchado.

Los datos evidencian que solo para pagar las nóminas de Sanidad y de Educación hacen falta 102,5 milllones de euros, ya que en los presupuestos de este año no se tuvo en cuenta la necesidad de abonar al personal los sueldos correspondientes a los meses de noviembre y diciembre. Como recalcaron desde el Ejecutivo PSOE-CHA, esto no quiere decir que los trabajadores se queden sin cobrar, sino que se deberán hacer las preceptivas modificaciones presupuestarias para garantizar el crédito necesario.

Para hacerse una idea del problema solo hay que fijarse en otro de los datos que han aflorado en el Departamento de Sanidad, los 242,7 millones que sumarán solo sus gastos contabilizados al cierre del ejercicio en la cuenta 409, conocida popularmente como la de las facturas en los cajones, y que están pendientes de aplicar al presupuesto. Este dinero sí computa en el déficit, como ha venido repitiendo el PP cada vez que ha salido a relucir esta práctica que tanto criticaron a sus predecesores del PSOE, hasta convertirlo en bandera.

En el caso de Educación, 50 de los 80 millones de déficit presupuestario tiene que ver con la infradotación para el abono de nóminas. Y otro capítulo importante está vinculado a los gastos propios de funcionamientos de los centros educativos.

El tercer apartado con mayor impacto económico es el de las previsiones de recaudación. En la Dirección General de Tributos se calcula que se cerrará el año con 165,6 milllones menos en las arcas autonómicas de lo que estaba previsto, fundamentalmemnte por culpa de los impuestos de Sucesiones y Donaciones y el de Transmisiones Patrimoniales. La Autoridad Fiscal Independente ya advirtió a finales de 2014 de que la cifra estaba hinchada.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión