Despliega el menú
Aragón

Aragón juega un papel clave en la 'fiebre del oro del almendro'

El CITA ostenta la patente del portainjertos que mejor se adapta a suelos de todo el mundo.

Imagen de archivo de árboles en flor. Algunas variedades de almendro están floreciendo antes de tiempo.
Almendros en Aragón
Carlos Moncín

Productores de todo el mundo sufren una especie de 'fiebre del oro del almendro'. Las plantaciones de este árbol se multiplican año tras año, España disputa con Australia la segunda posición en la producción mundial de almendra y, dentro de todo esto, Aragón juega un papel fundamental.

El Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) posee la patente del portainjertos Garnem, el que mejor está demostrando adaptarse a suelos fatigados de todo el mundo. De los cinco millones de plantas de almendro que, según los viveristas, se pondrán este año en España, el 20% se hace sobre el portainjertos desarrollado por el CITA. Viveros de Australia, Turquía, Francia, Sudáfrica, Italia e Israel utilizan también este portainjertos que es a la vez apto para la plantación de almendros y de melocotoneros.

En el año 2014 los royalty de este portainjertos protagonizaron el 75% de los ingresos del CITA a costa de patentes y se prevé que este año la cuantía aumente porque los productores apuestan cada vez más por el almendro. Además, el CITA acaba de firmar un convenio con un organismo que representa a más del 95% de los productores de almendra australianos para la propagación de las variedades de portainjertos de este organismo en el país. Teniendo en cuenta que Australia prevé plantar dos millones de plantas anuales, el centro aragonés espera sacar un buen pellizco de este convenio.

María José Rubio Cabetas, investigadora del CITA y responsable actual de su Programa de Mejora Genética explica el triunfo de este portainjertos: "Es un cruce entre una variedad española de almendro de secano y un melocotonero americano que a su vez venía de china por lo que tiene una mezcla de genes muy potente".

Además, el cultivo del almendro es una moda reciente por lo que es habitual que las plantaciones se hagan en campos que han sido trabajados con otros cultivos durante muchos años, lo que se conoce como suelos fatigados. "Este portainjertos tiene una genética que lo hace muy resistente a los nemátodos, enfermedades muy presentes en suelos fatigados porque quedan parásitos del anterior cultivo", añade la investigadora.

Antonio Felipe es el investigador que lideraba el Programa de Mejora Genética cuando se patentó esta variedad 'líder' en portainjertos. Por eso, gracias a un cambio normativo de este mismo año, va a empezar a cobrar por sus 'derechos de autor' y a recibir un tercio de todas las ganancias que suponga la royalty de Garnem aunque ya está jubilado. Las otras dos terceras partes se dividirán a medias entre el CITA y el grupo que participó en el desarrollo de esta variedad para financiar su actividad investigadora.

Etiquetas
Comentarios