Despliega el menú
Aragón

Luz verde a los fichajes

El club aragonés ha fijado el ascenso como objetivo indiscutible de la próxima temporada.

Ángel Martín González, director deportivo, en una imagen reciente junto a Miguel Pérez, del departamento de Prensa.
Ángel Martín González, director deportivo, en una imagen reciente junto a Miguel Pérez, del departamento de Prensa.
guillermo mestre

Los patronos de la Fundación Zaragoza 2032 y el Consejo de Administración del Real Zaragoza han dado luz verde a los fichajes de la próxima temporada en el seno del Real Zaragoza. Desde este momento, la dirección deportiva del club aragonés, encabezada por Ángel Martín González, puede ir presentando incorporaciones a una plantilla que tendrá como objetivo indiscutible conseguir el ascenso a Primera División.

Esta meta está claramente fijado en todas las estructuras de mando de la entidad, desde el Consejo de Administración al cuerpo técnico liderado por Ranko Popovic, pasando por la presidencia y por la figura de Carlos Iribarren, consejero del área deportiva.

Con independencia de que el Real Zaragoza no vaya a disponer de un techo alto en gastos de plantilla (debido a los controles económicos que establece la Liga de Fútbol Profesional), las aspiraciones y exigencias deportivas sí que van a ser las máximas.

El propósito de los principales dirigentes del club es situar al equipo en la lucha por los puestos más altos de la clasificación de Segunda, esos que dan derecho a un ascenso directo a la Liga BBVA.

La experiencia de la presente temporada enseña que la promoción de ascenso deja muchas cuestiones al albur de la buena o mala suerte de cada cual tenga en momentos puntuales.

Por ejemplo, el remate de cabeza Albert Dorca en el partido definitivo disputado contra Las Palmas cuyo balón terminó estrellándose en el larguero, para botar casi en la línea de gol y salir despedido hacia fuera, ha tenido varios significados negativos. Uno de ellos es que los ingresos del club rara vez superarán la próxima temporada los 8,5 millones de euros. En Primera, categoría que tuvo muy cerca el equipo de Popovic, bien podrían haberse ido a 40 millones.

Huyendo de las premuras de tiempo por las que se pasó la pasada campaña, Martín González y la secretaría técnica del club han trabajado durante los meses anteriores en una política de fichajes que ha contemplado la posibilidad de que el equipo quedara atascado un año más en Segunda División, como finalmente ha ocurrido.

La vanguardia -con casi toda seguridad- es la línea que va a experimentar mayores cambios. A estas horas se da por sentado que difícilmente continuará alguno de los delanteros de la temporada que acaba de concluir.

La idea fundamental de la dirección deportiva del Real Zaragoza es incorporar un grupo de futbolistas hechos, de carácter fuerte, que conozcan los entresijos de la división de plata y que no supongan a este respecto una apuesta.

Otro aspecto relevante en relación a la construcción del bloque es que estas gestiones de despacho se quieren hacer de manera ágil, con el fin de que Ranko Popovic sepa cuanto antes con qué materia prima cuenta.

Martín González ya expresó el pasado martes en una comparecencia pública, ante los medios de comunicación, su deseo de disponer de una plantilla prácticamente confeccionada para mitad de julio, justo antes del comienzo de la pretemporada, fase preparatoria que tendrá sus primeros capítulos en la capital aragonesa y en Boltaña (Huesca).

En este orden, el cuerpo técnico del Real Zaragoza trabaja en la idea de realizar un buen trabajo de fondo físico, faceta en la que el año pasado no se pudo incidir y que tuvo como consecuencia un importante número de lesiones musculares y de bajas por molestias.

Para un poco más adelante quedan las negociaciones con la Liga de Fútbol Profesional para tratar de elevar el gasto en plantilla, fijado en este momento en alrededor de 2,5 millones de euros.

Etiquetas
Comentarios