Las golondrinas vuelven antes

El cambio climático y el uso de pesticidas son las grandes amenazas de este ave insectívora.

El cambio climático y el uso de pesticidas son las grandes amenazas de esta ave insectívora.
El cambio climático y el uso de pesticidas son las grandes amenazas de esta ave insectívora.
SEO/BirdLife

Bandadas de aves migratorias anuncian el comienzo de la primavera. Algunas como las golondrinas regresan desde África en un arduo trayecto durante el que deben cruzar el desierto del Sáhara. Recorren más de 3.500 kilómetros en unos 30 días. Pero su fecha de regreso se ha adelantado dos semanas en medio siglo.

Además, la supervivencia de este ave corre peligro. Según la Sociedad Española de Ornitología SEO/BirdLife, en 2004, había 30 millones de golondrinas en España, pero desde entonces han ido desapareciendo al ritmo de un millón de ejemplares al año.

“Si en la década de los 60 del siglo XX la fecha media de llegada a la península Ibérica estaba en torno al 30 de marzo, ahora está en el 16 del mismo mes”, advierte un estudio publicado por la organización ecologista. Luis Tirado, delegado de SEO/Bird en Aragón explica que la causa de este fenómeno se debe al cambio climático: “Unas temperaturas más cálidas conllevan a que haya más insectos y que por tanto, estas aves insectívoras encuentren alimento a finales del invierno, lo que hace que regresen antes a Europa”, detalla Tirado.

“En estos momentos el efecto es mínimo, pero de aquí a cincuenta años estas especies no se van a poder adaptar porque las condiciones de su hábitat cambiarán tan rápido que no tendrán margen de adaptación ”, explica Tirado que asegura: “Esto es un indicador de un grave problema que se puede dar en el futuro”.

Pero el fuerte declive de su población preocupa todavía más. En Aragón se “sigue el mismo patrón que en el resto de la península”, señala Tirado. El porqué de este retroceso está en el uso intensivo de insecticidas y pesticidas en la agricultura. “Estos compuestos químicos matan los pulgones y los insectos, que son el alimento de las golondrinas”, apunta el delegado de SEO/Bird, que advierte: “Si no hay plantas, no hay insectos y por tanto las golondrinas no tienen de qué alimentarse”.

No solo descienden la población de golondrinas. Otras especies como la tórtola y la codorniz común “sufren la actividad de caza”, explica Tirado. “Durante los últimos diez años también ha descendido el número tórtolas y codornices en Aragón, pero no se ha dejado de cazar la misma cantidad de estas aves”.

Tirado propone una solución lógica. “Si hay menos aves, se debería permitir cazar menos. Al mismo tiempo, se tendría que reducir el uso de pesticidas. No solo por la supervivencia de estas especies, sino porque su uso causa efectos nocivos en nuestra salud ingiriendo pequeñas cantidades de estas sustancias químicas en frutas y verduras". 

Apostar por el cultivo ecológico

“Se invierten cantidades desorbitadas de dinero en cultivos de regadío cuando los esfuerzos deberían ir a fomentar los cultivos ecológicos”, asegura Tirado. Los regadíos son sembrados en los que se utiliza gran cantidad de pesticidas, mucho más que en los de secano. Por ello, "son los más dañinos para la golondrina común", dice Tirado.

Expertos en el tema proponen que desde el Estado y las comunidades se implanten políticas para reducir la extensión de regadío para apostar por el cultivo ecológico. Tirado afirma que "en Aragón se está apostando fuerte por este cultivo natural, sin insecticidas".

“Hay que fomentar la práctica de no utilizar insecticidas en los campos. Es algo que revierte en el beneficio de todos. Por ejemplo, en el cultivo ecológico son la aves insectívoras como las golondrinas las que se encargan de purgar los cultivos”. Además, esto revierte en el bolsillo del agricultor: “No tendría que gastar en pesticidas”, subraya Tirado. Y, lo más importante: "apostar por lo ecológico es apostar por el futuro y por la salud", concluye.