Despliega el menú
Aragón

Giménez Carrión y una vida de novela

Este grausino celebró su 103 cumpleaños esta semana y prepara el lanzamiento el día 4 de su autobiografía, que refleja parte de la historia del país.

Giménez Carrión durante el programa de radio que presenta en Radio Ribagorza.
Giménez Carrión durante el programa de radio que presenta en Radio Ribagorza.
Ángel Gayúbar

Antonio Giménez Carrión celebró este jueves en Graus su 103 aniversario recibiendo y atendiendo las felicitaciones y llamadas de numerosos familiares y amigos. Y acudiendo a su habitual programa de los jueves en la emisora local de Radio Ribagorza, donde analiza temas de actualidad nacional e internacional haciendo gala de una envidiable memoria y una gran capacidad de síntesis para explicar los vericuetos de la geoestrategia global.

El accidente del avión siniestrado en los Alpes, las elecciones andaluzas, la crisis en Siria y el cercano y medio oriente o la situación en el norte de África fueron en esta ocasión alguno de los temas abordados por este activo centenario, que aprovechó el programa para agradecer ante sus oyentes todas las muestras de cariño recibidas en una fecha tan especial para él. "Nunca hubiera esperado cumplir esta edad, pero aquí estoy", confesaba, desbordado por las felicitaciones de sus convecinos reconociendo que estos años le han caído "como por sorpresa".

Recién cumplidos sus 103 años, Giménez Carrión tiene previsto presentar el próximo día 4 de abril en Graus su autobiografía ‘Voluntad de mañana’, un libro que recorre los 33 primeros años de su vida, desde su nacimiento en La Alpujarra hasta su huida a Francia en 1945 después de una muy intensa actuación durante la Guerra Civil en las filas del ejército republicano y en la inmediata posguerra, a su captura por las tropas franquistas y la condena a dos penas de muerte.

El texto está dividido en siete periodos. En el primero de ellos, titulado ‘La tierra donde nací’, aborda los años entre 1912 y 1931. El segundo, ‘Barcelona’, narra la época entre 1931 y 1936 en la ciudad condal. El libro se completa con otros cinco capítulos que, a través de diferentes hitos, recorren la etapa comprendida entre 1937 y 1945. El volumen, con un total de 309 páginas, trata de reflejar una parte de la historia de España que a Giménez Carrión le tocó vivir muy activamente.

Así, el autor narra como podía haber sido jesuita pero prefirió los caballos. Cuenta asimismo su deseo de ser profesor de equitación en Sevilla, una aspiración que se truncó porque la República lo llevó a Barcelona, donde podía haber sido comisionista de banco. Sin embargo, las circunstancias lo convirtieron en policía militar.Y de allí, su implicación en la guerra, que podría haber acabado en Montalbán (Teruel).

Pero aún continuó su periplo, ya que el S.I.E.P. (Servicio de Inteligencia Especial Periférico) lo llevó hasta la población de Mediano, en Huesca; y el S.I.M. (Servicio de Información Militar en el que tuvo un activo papel), a la vía Layetana, en Barcelona.

Podía haberse quedado en Toulouse (Francia), pero lo detuvieron en Zaragoza espiando para el 2B francés. Giménez Carrión cuenta que cuando el penal de Ondarreta (Guipúzcoa) parecía su último destino, la "voluntad de mañana" le hizo cruzar la frontera francesa el 29 de junio 1945.

Con estas emocionantes vivencias convertidas ya en novela, sus parientes y amigos le animan a proseguir recopilando y plasmando en papel los recuerdos de su vida en un segundo volumen en el que contaría la continuación de su peripecia vital: el éxito que alcanzó como empresario en el sur de Francia, su posterior fracaso en Túnez y su regreso a la España desarrollista de los años 60.

Etiquetas