Despliega el menú
Aragón

Piden a ocho municipios que no usen el suministro de agua por un repunte del lindano

Lobón asegura que hay agua de boca garantizada y que pidió a los alcaldes que no tomasen agua "por cumplimiento estricto del protocolo".

El servicio de emergencias del 112 ha alertado a las ocho poblaciones que se abastecen directamente del río Gállego para que dejen de usar el suministro en prevención de que las intensas lluvias registradas en la cabecera del cauce hayan originado un  episodio de por un ligero repunte de los niveles de lindano.

Fuentes del Gobierno aragonés han explicado que el aviso preventivo fue dado la noche de este martes a responsables municipales de Caldearenas, Santa Eulalia de Gállego, Biscarrués, Ardisa, Marracos, Puendeluna, Piedratajada y Villanueva de Gállego.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Modesto Lobón, ha explicado que se ha dado orden a los alcaldes.

El motivo es que una señal de carretera debido al viento o a las intensas lluvias ha aparecido en la arqueta interior del barranco, ha obturado la salida de la arqueta y ha provocado un pequeño derrame al barranco que desemboca en el río Gállego.

Tras detectarse en la zona de control "se dio orden a los alcaldes de que no tomasen agua" porque de los 50 de los ppb (partes por cada mil millones) se llegaba hasta los 53 ppb y, aunque descendió a los niveles permitidos una hora después "por protocolo sigue activo y esperamos que se mantendrá en uno o dos días".

Lobón ha insistido en que por "precaución se ha adoptado la medida de no tomar agua de boca en cumplimiento del protocolo, por si acaso y a pesar de que una hora después había bajado el nivel".

También ha precisado que "agua de boca hay para varios días porque están los depósitos" y ha aclarado que "se dijo a los alcaldes que no se tomara agua por una medida estricta de protocolo".

El aviso fue dado sobre las 21.00 a la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), que como medida de prevención decidió interrumpir la entrada de agua al embalse de la Sotonera, informa el Organismo de cuenca.

Las fuentes referidas del Ejecutivo aragonés han insistido en que la iniciativa se ha adoptado de forma preventiva tras las fuertes lluvias registradas en los últimos días, y se han remitido a las analíticas en proceso para determinar la posible presencia del agente contaminante.

Han destacado que el episodio de lluvias que provocó el año pasado el arrastre de lindano por la cuenca del Gállego es la razón que ha motivado la decisión de suspender cautelarmente los abastecimientos que se realizan de forma directa del río.

Una vez que los análisis en proceso permitan determinar la calidad de las aguas del río, las autoridades tomarán la decisión sobre el restablecimiento del servicio de abastecimiento.

La voz de alerta fue recibida con preocupación por el alcalde de Biscarrués, José Torralba, para el que los sistemas planteados para hacer frente a la contaminación no se han revelado "eficaces".

La responsable municipal de Murillo de Gállego, Marta de Santos, también ha manifestado su preocupación dado que la restricción planteada podría perjudicar a las empresas de aguas bravas y de servicios que operan en la zona ante la inminente presencia de turistas durante las vacaciones de Semana Santa.

Etiquetas