Despliega el menú
Aragón

Un leve terremoto asociado a la falla de Concud sobresalta a los vecinos de Celadas

El seísmo, de 2,6 grados, no causó daños de ningún tipo, pero fue detectado con claridad por toda la población.

Los vecinos de Celadas se sobresaltaron a las 20.21 de ayer debido al terremoto de 2,6 grados en la escala de Richter que sacudió a la localidad aunque sin causar daños. El seísmo, que tuvo su epicentro muy cerca del casco urbano de la localidad y a seis kilómetros de profundidad, podría estar asociado a la falla de Concud, la misma que ha obligado a reformar el proyecto del futuro hospital de Teruel para hacerlo resistente a los movimientos sísmicos.

El terremoto de ayer es el segundo que se percibe en Celadas en poco más de un mes. El pasado día 11 de febrero otro seísmo de 1,9 grados con el epicentro próximo al pueblo también fue detectado por muchos vecinos, a pesar de que se registró de madrugada.

La alcaldesa, Raquel Clemente, notó claramente los efectos del terremoto mientras hacía gimnasia con otras cinco personas en un edificio municipal. "Se notó un ruido parecido al que provoca un avión al romper la barrera del sonido y un temblor como el que se siente en una estación cuando llega un tren", relató. Clemente reconoció que el seísmo, aunque no provocó destrozos, sí generó "inquietud". Explicó que tras la detección de dos temblores en el pueblo en dos meses contactará con el Instituto Geográfico Nacional para recabar información.

El movimiento sísmico fue percibido por toda la población. Una vecina, Nuria Utrillas, explicó que durante "dos o tres segundos" el suelo y las paredes de su casa temblaron. Añadió que a su padre, que estaba viendo la tele, "le tembló el mando a distancia que tenía en la mano".

Etiquetas