Despliega el menú
Aragón

El Ebro no perdona

El Ebro vence con autoridad en el campo de un Villanueva que sigue luchando.

Blasco intenta detener el avance de un rival.
Blasco intenta detener el avance de un rival.
rubén losada/fotografiarte

El Ebro no quiso complicaciones en Villanueva y se abrazó al triunfo desde los primeros compases. Apenas se había cumplido el minuto 4 cuando Edu García, un auténtico estilete en el bando arlequinado, ya había clavado su aguijón en la portería defendida por Santi. Loreto concienció a sus jugadores de que, por muy mala situación que atraviese el Villanueva, el Enrique Porta nunca es un feudo fácil de conquistar. La fórmula le dio resultado. A los 4 minutos Jamelli encontró un pasillo por la derecha y colgó un centro que Edu García no desaprovechó. De cabeza batió a Santi y puso en ventaja a los visitantes.

El Villanueva no solo no reaccionó sino que recibió un segundo mazazo a los pocos minutos. El propio Jamelli le cedió un buen balón a Teo Tirado para que el delantero no perdonase ante Santi. A partir del segundo tanto, el Ebro durmió el partido. Se adueñó del balón y, aunque no llegó a generar ocasiones demasiado claras, tampoco permitió a la escuadra de Antonio Venegas que se acercase con peligro a la portería de Loscos. El choque transcurrió con pocas acciones destacables hasta que Bolea Huerto decidió señalar el camino a los vestuarios.

El guión tampoco varió en exceso en el segundo acto. El Villanueva quería pero no podía y el Ebro, a medio gas, no veía amenazada su victoria. El líder jugaba sin agobios. Antes del llegar al ecuador de la segunda parte, los jugadores locales reclamaron un penalti por mano dentro del área de un defensor visitante. Ya en los minutos finales, Juanfran habilitó a Edu García para que el extremo anotase el tercero de la tarde.

Etiquetas