Despliega el menú
Aragón

El número de nacimientos cae un 28% en cuatro años

?De 2011 a 2014 los municipios de la provincia han registrado un descenso de un centenar en el número de los bebés empadronados.

Imagen de bebés de archivo
El número de nacimientos cae un 28% en cuatro años
RAFAEL GOBANTES

Los municipios de la provincia de Soria, a excepción de la capital, han perdido más de un centenar de nacimientos en los últimos años, pasando de los 368 registrados en 2011 a los 266 contabilizados en 2014, lo que se refleja en una caída del 27,72%.

La crisis económica y la falta de recursos y servicios en el medio rural parecen ser dos de los motivos que han ido reduciendo progresivamente la población en la provincia, haciendo que los más jóvenes migren a localidades más grandes y formen en ellas sus familias.

El descenso ha sido progresivo y en los últimos cuatro años los datos reflejan la realidad a la que se enfrenta el medio rural soriano, cada vez más despoblado. En 2011 se empadronaron en las localidades de la provincia a excepción de la capital un total de 368 bebés, en 2012 lo hicieron 341 (27 menos), en 2013 fueron 319 (22 menos que en el año anterior y 49 menos que en 2011) y finalmente, en 2014, último dato publicado en el Instituto Nacional de Estadística (INE), nacieron 266 niños (53 menos que en el año anterior y 102 menos que en 2011).

Este notable descenso ha provocado además que se dé una llamativa comparación si se toman como referencia los bebés empadronados en la capital y los que se registran en otros municipios: mientras que en 2011 y 2012 había en torno a 40 bebés más empadronados en el medio rural que en Soria, esta tendencia cambió de manera radical en 2013 y 2014, cuando en la capital se registraron en torno a 30 nacimientos más que en todos los municipios de la provincia.

En 2011 se contabilizaron en la provincia 368 nacimientos frente a los 324 de la capital, un año después en todos los municipios se empadronaron 341 y en Soria 311. Las cifras correspondientes a los dos últimos años varían notablemente: en 2013 se contabilizaron 319 y en la capital 345, empezando a mostrarse la tendencia contraria, y en 2014 en las localidades de la provincia se contabilizaron 266 nacimientos frente a los 298 registrados en la capital.

Aunque es la tendencia general, llama la atención el caso particular de San Esteban de Gormaz, ya que en los últimos cuatro años ha descendido de manera notable el número de bebés empadronados en la localidad. El número de nacimientos se ha mantenido entre 2011 y 2013 (entre 19 y 21 cada año) pero sorprende el dato registrado en 2014, cuando únicamente se empadronaron seis bebés. El año anterior nacieron 21, por lo que en tan solo 12 meses la cifra ha registrado un importante descenso del 71,43%.

La mayoría de grandes municipios de la provincia ha experimentado un descenso, aunque no tan notable como en el caso sanestebeño.

En Ágreda se contabilizaron 26 nacimientos en 2011, 34 en 2012, 23 en 2013 y 18 en 2014.

En Almazán las cifras correspondieron a 67 en 2011, 55 en 2012, 59 en 2013 y 40 en 2014 (un descenso del 32,20% respecto a los datos del año anterior).

Otro ejemplo es el de la localidad de Ólvega. Se registraron 40 nuevos bebés en 2011, dos menos un año después, la cifra descendió a 24 en 2013 y ascendió de nuevo a 38 durante el pasado año.

En el caso de San Leonardo de Yagüe, el cierre durante dos años de su empresa más importante, al antigua Puertas Norma, no mermó el número de nacimientos en el periodo estudiado, tal y como se refleja en los datos extraídos del INE. En 2011 se registraron 13, en 2012 fueron 15, un año después fue uno menos y el pasado año se registraron de nuevo 13 altas en el padrón municipal correspondientes a niños menores de un año.Un caso sorprendente

Especialmente llamativo es el caso registrado en la localidad de El Burgo de Osma. A diferencia del resto de municipios sorianos, en la villa episcopal la tendencia ha sido la contraria a la general, ya que el número de bebés empadronados ha aumentado de manera considerable entre 2013 y 2014. En 2011 se registraron 38 nacimientos de burgenses, en 2012 fueron 34 y en 2013 un total de 32. Fue en 2014 cuando se registró un importante aumento al contabilizarse 46 nacimientos. Esta cifra supone un incremento del 37,5% respecto al año anterior. Habrá que esperar a conocer los datos de este año para saber si este aumento se trata de un caso puntual o de una tendencia.

Otros municipios también se encuentran en un buen nivel en lo que a nacimientos se refieren. Es el caso de Golmayo, que en los últimos años ha visto crecer notablemente su población debido principalmente al elevado número de parejas jóvenes que residen en una de sus urbanizaciones, la de Camaretas. La cercanía de ésta a la capital soriana la ha convertido en el lugar de residencia elegido por muchas personas en edad de procrear. Esta elección ha hecho que en los últimos cuatro años se hayan empadronado 130 bebés. Entre 2011 y 2013 cada año han nacido 35 niños, mientras que durante el año pasado, lo hicieron 25. A pesar del descenso, cercano al 29%, la localidad es una de las que más bebés ha sumado al padrón en los últimos años.

Etiquetas