Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Quince kilos de almendras casi le cuestan la vida

Un vecino de Miedes tuvo que huir a la carrera el miércoles tras ser atacado por una pareja a la que sorprendió saqueando los almendros de su finca

Control policial en el que se detuvo al presunto agresor y a su pareja en Calatayud.
Quince kilos de almendras casi le cuestan la vida
CNP

La caída de la producción –como consecuencia de la sequía– ha disparado el precio de la almendra. Pero ni siquiera los seis euros a los que ha llegado a pagarse el kilo –en las cosechas de mayor calidad merecen asumir ciertos riesgos. Porque a un vecino de la localidad zaragozana de Miedes, en la Comunidad de Calatayud, 15 kilos de almendras pudieron salirle esta semana bastante caros. Y eso que los árboles eran suyos. Su ‘pecado’ fue reprender y pedir explicaciones a la pareja que se había colado en su finca para apropiarse de lo que no era suyo. Tanto es así, que el hombre llegó a temer por su propia vida cuando vio como uno de los intrusos sacaba una navaja y se abalanzaba sobre él. Por fortuna, el propietario del campo logró huir a la carrera y resultó ileso.

Según informó ayer la Jefatura Superior de Policía, el hombre se acercó a sus campos porque vio desde las oficinas donde trabaja –ubicadas justo al lado– que dos desconocidos estaban recolectando sus almendras. Cuando les preguntó a los intrusos qué hacían allí, estos le contestaron que tenían el permiso del dueño. Este se identificó entonces como el verdadero propietario, lo que llevó al joven que se había colado en su finca –junto a una mujer– a coger un palo con intención de intimidarle. Sin embargo, al ver que sus amenazas no ahuyentaban al legítimo dueño de las almendras, el individuo sacó el arma blanca. Tras recuperarse del susto, el agricultor llamó a la Guardia Civil para informar de lo sucedido.

La Benemérita se comunicó a su vez con la comisaría de la Policía Nacional en Calatayud, a la que advirtió de que la pareja que había atacado al vecino de Miedes se desplazaba hacía la ciudad. Como el denunciante facilitó la matrícula y otros detalles del vehículo de los asaltantes, los agentes montaron un control en el que finalmente interceptaron a los ladrones.

Aunque esta vez se logró dar con los autores del robo y las amenazas, en caso de ser víctima de un delito contra la propiedad, la Policía recomienda no enfrentarse nunca al autor. De hecho, aconseja mantener la calma y recopilar toda la información posible.

Etiquetas