Despliega el menú
Aragón

Nani Roma: “Estamos mejor que el año pasado”

El ganador del Dakar 2014 defiende su corona en una complicada edición 2015, aunque con ganas y muy motivado.

Nani Roma con su Mini rodado y fiable, su mejor arma para el Dakar
Nani Roma: “Estamos mejor que el año pasado”
KH7

¿Qué tal llega a este Dakar respecto al año anterior?

Llego con un año más, por lo tanto mejor porque con los años uno aprende. A nivel de carreras, el año pasado me fue un poco mejor que este porque acabamos el Rally de Marruecos con problemas en el cambio, pero yo creo que en general llego bien. Hemos trabajado en condiciones, tenemos un buen coche y sobre todo lo mejor es que tenemos ganas de hacerlo muy bien. Estamos muy motivados y en ese sentido creo que estamos mejor que el año pasado.

Sin tener en cuenta las diferencias entre el Mini y el Peugeot, entre Nasser Al Attiyah, el otro gran favorito de su equipo, y Carlos Sainz, ¿para usted quién es un rival más duro?

Creo que Carlos, sinceramente. Por su pasado, por lo que ha logrado, y porque creo que a nivel de piloto es mejor que Nasser, sin menospreciarle ni mucho menos. Lo que tiene Nasser que no tenemos los demás es la posibilidad de correr muchas carreras en el año [gracias a su solvencia económica]. Por lo tanto, esto hace que llegue al Dakar muy rodado: este año ha corrido el Mundial de Raids, el WRC y el campeonato Middle East de rallies. No es fácil, ojo, estar cada fin de semana sentado en un coche de rallies, pero esto hace que llegue con un bagaje brutal. Por lo tanto, a nivel de talento de pilotaje, en mi opinión, es mucho mejor Carlos, seguro. Nasser en un tío que llega muy rodado, pero ojo, es muy rápido.

¿Cómo lleva la preparación Rosa Montero, su esposa, que también compite en este Dakar?

Rosa tiene un problema: su marido es piloto. Su marido viaja, está fuera. y tenemos tres niños, que en sí es una suerte, pero hay que cuidarlos y la pobre tiene que compaginar todo esto. Ella es una persona que hace las cosas bien, que cuando puede entrena, que se prepara muy bien. Espero que tenga suerte en este Dakar y que le vaya muy bien.

La etapa maratón está señalada en rojo para este rally, según ha confesado. ¿Qué preparación específica ha seguido?

Como Carlos (Sainz), todos los pilotos nos hemos preparado en condiciones de hipoxia [bajo oxígeno]. Nos hemos preparado en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Sant Cugat del Vallés. Allí hay dos posibilidades para este tipo de entrenamientos: un bungalow con hipoxia que simula las condiciones de hasta 4.000 metros de altitud y luego trabajamos con una máscara que puede simular hasta 6.000 metros. Yo he entrenado dentro de una cámara de calor con la máscara, para intentar buscar mejor las sensaciones que creo que vamos a vivir. Lo que conseguimos con este entrenamiento es que mi cuerpo, cuando estemos corriendo en el Dakar a 4.000 metros, recuerde que hace unas semanas yo ya había hecho esto y sepa reaccionar mejor. Al final el cuerpo humano es un ser inteligente y tiene memoria, por eso le ‘enseñamos’ esto y buscamos que cuando se encuentre en una situación similar, reaccione de manera positiva.

¿Qué sensaciones le produce el resto del recorrido? No le han faltado críticas.

Tiene menos arena que años anteriores, y a mí me gustaría que tuviera más. Tenemos que verlo in situ. Siempre es relativo, porque en el desierto una pista diez kilómetros a la derecha o a la izquierda cambia totalmente. Puede ser más difícil o muchísimo más difícil dependiendo de la meteorología, si es cambiante o no, o de las temperaturas. A priori nos preocupa más el día en Bolivia (la etapa maratón en la que no tendrán vehículos de apoyo, ni un campamento base), pero cada día te pueden pasar cosas.

Ha confesado que le gustaba más el Dakar africano que este. ¿Qué tiene el africano que a todos los que lo han disputado les ocurre lo mismo?

No es que me guste más. Sudamérica me gusta mucho: su gente, su pasión, etc. Pero es que África es África, es un reto distinto. Sales a una etapa de 700 kilómetros y sabes que no vas a encontrar absolutamente a nadie; al día siguiente, otra de 800 kilómetros en mitad de la nada. A nivel de dificultad es igual, pero África es África.

Con el dorsal 300 de vigente campeón del Dakar, ¿solo le vale volver a ganar en esta edición?

No, en absoluto. Yo voy a salir a hacer el Dakar. Intentaré competir bien, hacer las cosas bien. Sí es verdad que es muy bonito llevar el 300 y está claro que es el objetivo, pero para llegar ahí hay un recorrido y lo importante es hacer las cosas bien. Hemos trabajado, hemos hecho lo que toca. Yo me he entrenado mucho. Al final no sé qué haré, si ganaré o haré segundo, o tercero, o quinto o no sé, pero quiero volver sin ningún reproche personal. Esto es lo importante.

Etiquetas