Aragón
Suscríbete por 1€

El Dépor vuelve a perder

Un solitario gol del Málaga agranda la herida de un equipo que cae al fondo de la tabla.

La grada de los Riazor Blues, cubierta por una pancarta contra la violencia, ayer en el estadio de Riazor
El Dépor vuelve a perder
Cabalar/EFE

El Málaga se aprovechó del gafe del Deportivo (0-1) ante Kameni y castigó la falta de acierto de los deportivistas, que fallaron un penalti y estrellaron un balón en el poste, infligiéndole una nueva derrota y dejándolo en los puestos de descenso de la tabla con diez puntos en catorce partidos y seis seguidos sin ganar.

El conjunto andaluz, que había caído ante el Atlético de Madrid y el Real Madrid después de cinco victorias consecutivas, regresó a la senda del triunfo, a pesar de que en Riazor no estuvo brillante, y se acostó en puestos europeos.

Los dos equipos volvieron a verse las caras tras días después de haber empatado a un gol en la Copa del Rey, aunque con onces muy diferentes: diez cambios en el Deportivo (solo repitió Lopo) y seis en el Málaga.

Con el fondo de los Riazor Blues clausurado por segundo partido consecutivo y parte de la grada pidiendo la dimisión del presidente por sus medidas contra la violencia tras el fallecimiento de un miembro del grupo ultra hace una semana en los aledaños del Vicente Calderón, el Dépor inició el encuentro tímido, frío y superado por el Málaga, con dos córneres en los primeros minutos.

El Dépor, que estaba mejor en el campo, desaprovechó a los veinte minutos una ocasión de oro, un mano a mano de Postiga con Kameni, después de un resbalón de Angeleri, que el portero despejó.

El Málaga castigó al Deportivo de inmediato cuando, en la otra portería, Fabricio despejó un balón con el pie que se convirtió en una asistencia para Darder, quele batió desde unos treinta metros.

A falta de media hora para la conclusión del partido, el Dépor refrescó el ataque con Juan Domínguez y Toché, que rozó el gol del empate, pero el portero camerunés volvió a ser providencial para el Málaga.

Etiquetas