Despliega el menú
Aragón

El lindano en el Gállego todavía multiplica por 6 el tope máximo para el agua de boca

Los técnicos siguen estudiando la causa del nivel excesivo en la red de Santa Eulalia.

El efecto de las lluvias sobre el vertedero de Bailín (Sabiñánigo) sigue teniendo su reflejo en el río Gállego, donde la contaminación por lindano continúa estando muy por encima de los niveles permitidos para el agua de boca. Según los últimos análisis llevados a cabo por la Confederación Hidrográfica del Ebro, el pasado lunes la concentración del isómero alfalindano en el río era a la altura de La Peña de 0,59 microgramos por litro de agua, cuando el tope autorizado para el consumo humano es de 0,10. Es decir, lo multiplicaba por seis. Y si se suman los cuatro isómeros del pesticida, la suma asciende a 0,73 microgramos, una cifra muy similar a la registrada una semana antes, el día 10. Y entre ambas mediciones, la del día 13 todavía daba valores más altos, con una suma de 0,80.

Aguas abajo, en Ardisa, los últimos controles arrojaban unas dosis totales de 0,38, mientras que en el azud de Camarera se detectaron 0,32 microgramos por litro.

Al factor de las lluvias, que desencadenan nuevas filtraciones de agua contaminada desde el vertedero al barranco de Bailín, afluente del Gállego, hay que añadir que en las últimas semanas no se han llevado a cabo maniobras de des-embalse extraordinario de los pantanos de Búbal y La Peña con el objetivo de diluir las concentraciones del lindano en el río, como sí se hizo en las primeras semanas de la crisis.

Ayer técnicos del Gobierno de Aragón verificaron las instalaciones de la potabilizadora de Santa Eulalia de Gállego, donde el viernes se volvió a prohibir beber agua del grifo por exceso de lindano. Esta semana, se ha detectado que el problema no solo afecta a la red, sino también al agua que sale de la potabilizadora, donde a raíz de la primer veto al consumo, en septiembre, se instalaron filtros de carbón para retener el pesticida. Personal de la empresa que los colocó también participó en la inspección y los técnicos siguen investigando el origen de la incidencia. Según los últimos análisis de Salud Pública, a la salida de la potabilizadora se detectaron el lunes 0,14 microgramos por litro, es decir, un 40% más de lo permitido.

Pese a este problema, fuentes del Departamento de Medio Ambiente informaron de que "no hay prevista ninguna actuación extraordinaria" en el resto de las localidades que también resultaron afectadas en septiembre por la prohibición, ya que en principio el problema se circunscribe a Santa Eulalia.

Paralelamente, siguen los trabajos para instalar estos filtros en las captaciones de otras poblaciones que se abastecen del Gállego, y a finales de la próxima semana se espera que los 30 núcleos de la cuenca en los que se decidió adoptar esta solución dispongan de estas medidas correctoras para minimizar las dosis del pesticida en el agua de boca.

Abastecimiento a Caldearenas

?

Por otra parte, el alcalde de Caldearenas, Alejandro Castán, aclaró ayer que en los núcleos de Javierrelatre y Estallo no será necesario contar con abastecimientos alternativos, como informó el Instituto Aragonés del Agua, ya que no se suministran del Gállego. En Estallo beben de una fuente y en Javierrelatre se nutren de un manantial y solo en días muy puntuales de agosto se recurre a una toma alternativa junto al río. De hecho, recordó, para el núcleo de Anzánigo se estudia llevar el agua desde Javierrelatre.

Etiquetas