Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Mujer e igualdad se fusionan en un nuevo organismo como medida de racionalización

La repercusión de la reorganización del Instituto Estatal de la Mujer preocupa a algunos colectivos.

Carrera de la Mujer de Zaragoza
Mujer e igualdad se fusionan en un nuevo organismo como medida de racionalización
Toni Galan/Photo Agency

En plena reorganización del Instituto estatal de la Mujer, muchos colectivos en Aragón todavía no saben de qué manera les va a repercutir. Con el objetivo de racionalizar y evitar duplicidades, el Gobierno Central decretó el pasado año la integración de las competencias de la Dirección General para la Igualdad de Oportunidades dentro de los cometidos y estructura del Instituto de la Mujer, bajo el nombre de Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades.

Aunque se trata de una medida a nivel estatal algunos grupos políticos creen que afectará directamente a los institutos autonómicos. Es el caso de Izquierda Unida, su portavoz en las Cortes de Aragón, Patricia Luquin asegura que con esta medida "el Instituto de la Mujer cambiará sus objetivos y principios" e inciden en que hay una desinformación completa al respecto. 

Desde el departamento de Bienestar Social y Familia del Gobierno de Aragón aseguran que se trata "de una medida administrativa que no afectará en nada al Instituto Aragonés de la Mujer, que seguirá ejerciendo las mismas funciones que hasta ahora". El objetivo, según el Gobierno, es potenciar la efectividad y coordinación de las políticas en materia de igualdad de mujeres y otras.

El Instituto Aragonés de la Mujer lleva más de 20 años garantizando el cumplimiento de las políticas de igualdad, a través de campañas y cursos de sensibilización, así como readaptando a los hombres con problemas de control y violencia en el hogar

A partir de ahora además, el Instituto Estatal de la Mujer pasará a gestionar las políticas contra la discriminación racial e ideológica en general. Y se desconoce si el organismo aragonés también tendrá que llevar a la práctica alguna de ellas. 

Una de las principales funciones que lo caracteriza es la de dar respuesta y auxilio a las mujeres aragonesas que sufren algún tipo de maltrato de género. Para ello cuentan con la línea de atención telefónica 900 que en lo que va de año ha recibido más de 2.000 llamadas, más de la mitad a causa de maltrato o agresión. 

Unas cifras que, según Izquierda Unida, "son inasumibles" y deberían centrar toda la atención de los organismos dedicados a su control.

La violencia no cesa

En lo que va de año, el Instituto Aragonés de la Mujer ha registrado un 5% más de casos de maltrato y agresión sexual que en 2013, un total de 1.121 casos. Unos datos que en el primer trimestre de 2014 dejaban a Aragón como la séptima comunidad con más casos de maltrato. 

Según el Instituto Aragonés de la Mujer, en 2013, un total de 3.603 mujeres fueron atendidas por alguna de las sedes y asesorías jurídica del Instituto aragonés de la mujer. La línea 900, por otro lado, el servicio aragonés de atención directa y permanente a estas mujeres, registró 2.144 llamadas siendo la comarca desde la que más llamadas se recibieron Valdejalón, con un total de 64 después de la tres capitales de provincia. 

El Informe de la Fiscalía de Aragón recoge que la mayoría de los casos en los que hay maltrato se han producido entre parejas de hecho o exparejas de hecho con un 60% frente a cónyuges, matrimonios o novios. 

A día de hoy en toda España, más de 5.000 hombres cumplen condena por violencia de género. 

Etiquetas