Despliega el menú
Aragón

Aragón pierde casi 1.000 empleados en Sanidad y Educación en solo dos años

El Ejecutivo cuenta ahora con más personal en sus consejerías que en 2012. Sin embargo, en las escuelas hay 683 docentes menos.
También se reducen los trabajadores en centros de salud y en hospitales

 Unos pocos más trabajadores en el entramado administrativo de la DGA y bastantes menos en sus colegios y centros de salud. Aragón ha perdido 683 docentes y 250 sanitarios entre enero de este año y el de 2012. A la vez, el aparato burocrático de la DGA, sus consejerías, han aumentado su nómina en 47 trabajadores. La tendencia se repite además en las entidades locales. Tras una apariencia de ajuste en personal durante la crisis, 2013 volvió a ser para ayuntamientos y comarcas año de contratar. Estas administraciones se reforzaron con 374 asalariados más.

Con estos datos –dados a conocer por el Gobierno central esta semana– Aragón vuelve a ser una de las Comunidades con más porcentaje de su población activa trabajando para una administración. En total, 88.488 aragoneses estrenaron 2014 con la seguridad de cobrar una nómina del Gobierno central, el autonómico, las comarcas o los ayuntamientos. Son 2.165 personas menos que al inicio de 2012, pero la cifra ya es superior al pasado 2013. Las administraciones públicas –tras un paréntesis de ajuste en personal que ha sido más breve de lo que se había anunciado– están volviendo a contratar empleados en Aragón. 

La cuestión es en qué tipos de empleos se están produciendo las contrataciones y en cuáles se deja de fichar personal. En lo que se refiere al Gobierno aragonés, en estos dos últimos años ha bajado el número de trabajadores en las áreas sociales y en el personal de administración de Justicia.Sin embargo, ha subido en el de las consejerías. El efecto es incluso más notable respecto al último año. Este mes de enero, las consejerías de la DGA (excluido personal sanitario y educativo) tenían contratadas a 8.933 personas. Son 354 contratados más que los que tenían en enero de 2013. 

El Gobierno central ha actuado de forma diferente. Hay una reducción generalizada en todos sus tipos de empleados en Aragón. En especial, entre los efectivos que tienen los Ministerios de Defensa e Interior vinculados a la seguridad, pero también en el resto de áreas.

Por su parte, los ayuntamientos y comarcas parecen no haberse visto afectados por la reforma local, al menos en sus primeros meses.Pese a la entrada en vigor de una ley que supuestamente les dejaba con menos competencias y que iba a dejarles sin capacidad de acción, han aumentado el número de contratados. Universidad de Zaragoza

Pese a que la Universidad de Zaragoza tiene una histórica situación de exceso de personal –con una carga de trabajo bastante menor que otras universidades públicas, según le ha reprochado el Tribunal de Cuentas en sus informes sobre la educación universitaria–, en estos últimos años de crisis económica ha actuado con coherencia. En total, ha contratado 117 personas más en los dos últimos años.Sin embargo, ese dinero extra para nóminas no ha ido a aumentar aún más su aparato administrativo sino que ha ido a reforzar el área docente. En total, entre 2012 y 2014, la Universidad zaragozana cuenta con 128 docentes más y 11 administrativos menos.

En el apartado de docentes se deja ver también las restricciones presupuestarias. Desciende el número de funcionarios docentes, mientras que aumenta el de personal laboral.

El recorte de Aragón en personal vinculado a la Educación no universitaria y a la sanidad no es ni muchos una singularidad de la Comunidad, sino que ha sucedido en prácticamente toda España. El recorte de efectivos sanitarios ha superado las 20.000 personas en todo el país. En cuanto al ajuste en los colegios, lo han hecho todas las comunidades autónomas, que han contado con la complicidad del Ministerio de Educación. En este sentido, el Gobierno central les ha ofrecido la posibilidad de que los docentes contratados den más horas. En el caso de Aragón, además de optar por esa opción también ha reducido los meses de duración de los contratos. 

 

Etiquetas