Aragón

Los tratamientos por alcoholismo crecen un 70% entre las mujeres

El alcohol y el cannabis son las drogas más consumidas en Aragón.

Los tratamientos por alcoholismo crecieron un 70% entre las mujeres

"En épocas depresivas, como la que atraviesa España desde 2008, con una alta tasa de paro y problemáticas sociales, más que psicoestimulantes (como la cocaína), triunfan las sustancias depresoras como el alcohol y el cannabis". Son palabras de Jesús Sánchez, presidente de Proyecto Hombre -integrado en la fundación Centro de Solidaridad Zaragoza.

Una problemática, la del alcoholismo, que el pasado año experimentó un fuerte repunte entre las aragonesas, según se desprende del avance de la memoria sobre consumo de sustancias psicoactivas de la fundación. Entre 2012 y 2013 se experimentó un crecimiento del 70% en el número de mujeres que comenzaron un tratamiento para lograr desengancharse.

Según el avance de la memoria del pasado curso, que se presentará a final de mes, el perfil más habitual es el de una mujer de entre 35 y 45 años. "Son personas con baja autoestima a raíz de haberse quedado en paro y soportar problemas afectivos como una separación", matiza Sánchez. "Además -añade-, suelen cargar ellas solas con el cuidado de los hijos".

El alcohol "es un producto fácil de consumir, está socialmente aceptado, barato y un 'buen compañero' en momentos de soledad", apunta el responsable de Proyecto Hombre. También entre los hombres se ha elevado el número de tratamientos por consumo abusivo de alcohol, si bien el incremento no es tan espectacular ya que las cifras han sido siempre más altas.

¿Cómo se trata?

Existen diferentes tipos de terapias para salir del alcohol. En Aragón predominan los programas de carácter ambulatorio, conocidos como UASA. En ellos se realizan diagnósticos de tipo médico y social.

Lo fundamental en estos casos es ayudar al paciente a mantener la abstinencia, para lo que se hacen controles periódicos. Además, se llevan a cabo terapias grupales en las que el fin último es que el afectado se dé cuenta de su problema y acabe por hacerse cargo de sí mismo.

Cambian los hábitos

La crisis ha modificado los hábitos de consumo de los españoles, también en materia de drogas. Hasta hace seis años la 'moda' era la cocaína. "El país atravesaba un momento de gasto disparatado: coches caros, casas... y lo mismo pasó con la droga. La gente consumía psicoestimulantes de precio elevado, como la cocaína, y otros como el éxtasis", apunta el experto.

En las últimas semanas se viene alertando desde distintos foros de una supuesta vuelta de la heroína en distintos puntos del Estado. Algo que los expertos aragoneses descartan de plano. "No es cierto, al menos en Aragón. Es complicado que algo así vuelva y nosotros no lo hemos detectado. De hecho, consideramos que los programas de reducción de daños por heroína (en los que se consume metadona) están condenados a desaparecer, ya que los que fueron consumidores están saliendo de la droga o, desgraciadamente, están falleciendo", concluye Sánchez.

Etiquetas