Despliega el menú
Aragón

Medio ambiente

Varios colectivos critican la "debilidad técnica" de los proyectos de 'fracking'

Unos diez grupos ecologistas y políticos exigen una ley que prohíba la fractura hidráulica en Aragón por los riesgos medioambientales que podría suponer.

Mapa de permisos de investigación y explotación de hidrocarburos en España
Los primeros pasos hacia el 'fracking' en Aragón
MINISTERIO DE INDUSTRIA

Unos diez colectivos, entre ellos Ecologistas en Acción, la Plataforma Teruel sin Fractura, la Fundación Ecología y Desarrollo (ECODES), IU y CHA, han criticado la "extraordinaria debilidad técnica" de algunos de los proyectos de 'fracking' presentados en Aragón.

Miembros de estos colectivos han comparecido en rueda de prensa, tras mantener una reunión en las Cortes de Aragón, en la que también han participado representantes de Equo, equipo Tricanthos, Ansar, Red Agua Pública de Aragón, plataforma Zaragoza sin Fractura, UGT y CC.OO.

Este encuentro se ha mantenido tras la "preocupación" y la "desconfianza" ante la posible ejecución de la técnica del 'fracking' en la comunidad aragonesa, después de que se hayan presentado hasta el momento al menos ocho proyectos por parte de empresas o petroleras.

Se trata de una técnica, desarrollada ampliamente en países como Estados Unidos, que consiste en extraer gas no convencional atrapado en rocas poco porosas con una fracturación inducida, mediante la inyección de agua a alta presión.

Una técnica costosa y arriesgada

Según ha explicado el profesor del departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Zaragoza y miembro de la plataforma Teruel sin Fractura, José Luis Simón, es una técnica "tecnológicamente costosa", con "grandes expectativas de futuro", ya que podría resolver los "problemas energéticos del planeta" para las próximas décadas.

Sin embargo, ha apuntado que, al mismo tiempo que sus expectativas son "extraordinarias", su utilización comporta unos "riesgos hasta ahora desconocidos" en otras extracciones de mineral o de hidrocarburos, lo que obliga a asumir todo tipo de cautelas para prevenirlos.

"La inyección de agua a muy alta presión con componentes químicos, que pueden ser muchos de ellos nocivos, supone una agresión al medio superficial y subterráneo que escapa completamente a nuestro control", ha resaltado.

Desde un punto de vista técnico, según ha indicado Simón, se necesitarían estudios e investigaciones muy detalladas sobre la profundidad de los distintos acuíferos, del estado de tensión de las rocas o sobre las fallas activas capaces de provocar terremotos, a raíz del 'fracking', es decir "una serie de condiciones que no están contempladas en los pliegos".

Documentación incompleta

Sin embargo, frente a estos requisitos, la mayoría de los proyectos presentados en Aragón ofrecen una "debilidad técnica extraordinaria" que "llama la atención", con una documentación "incompleta" y hasta "chapucera" que supone una "auténtica tomadura de pelo", según el profesor.

"Da la sensación de que muestran una prepotencia extraordinaria, pensando que presentando cualquier papel a la Administración, se le va a poner una alfombra roja", ha explicado.

En concreto, Simón se ha referido a los proyectos 'Platón' en Teruel y 'Keppler y Copérnico' en Zaragoza, presentados por la empresa Montero Energy, que, aunque todavía no han sido autorizados, se han publicado en el Boletín Oficial de Aragón (BOA).

Es una empresa, Montero Energy, "constituida hace solo unos meses por una sola persona" que ha presentado programas de investigación en distintos puntos de España, donde en algunos de ellos, como en Cataluña, se le ha denegado el permiso.

Además de estos dos proyectos, se han presentado en Aragón otros seis programas, que todavía no se han publicado en el BOA, el 'Martín' y 'Monegros' por la petrolera multinacional Vermilion y otros cuatro por el grupo aragonés Samca.

Investigación de 'fracking'

Por otro lado, el Gobierno central autorizó un programa de investigación de 'fracking' denominado 'Aquiles', entre Aragón y Navarra, que todavía no ha comenzado.

A este respecto, Simón ha alertado de que estos programas de investigación de alrededor de unos seis años de duración conllevan, a partir del tercer año, la ejecución de pozos de prueba de extracción con 'fracking'.

Por su parte, los diputados de IU y CHA, Luis Ángel Romero y Joaquín Palacín, han criticado la "ambigüedad" y la "opacidad" del Gobierno de Aragón sobre este asunto, a pesar de que el pasado mes de diciembre se aprobó por unanimidad en las Cortes una iniciativa para evitar el uso de esta técnica en Aragón.

En este sentido, han exigido la legislación de una ley que prohíba el fractura hidráulica en Aragón, como existe en otras comunidades vecinas, como La Rioja.

Etiquetas