Despliega el menú
Aragón

Rudi no subirá la presión fiscal y bajará el impuesto de sucesiones

Las previsiones de 2014 plantean más deducciones para intentar activar la economía.

Luisa Fernanda Rudi y José Ángel Biel presentaron el Plan Impulso 2013
El plan de la DGA prevé destinar 83,7 millones al empleo
CARLOS MONCÍN

Tras dos años de caída de ingresos por la via de impuestos y recaudación y de importantes recortes en la políticas sociales, el Gobierno aragonés descarta aumentar la presión fiscal en la Comunidad Autónoma. En este sentido, seguirá bajando el impuesto de sucesiones y donaciones, aumentará las deducciones en el tramo autonómico del Impuesto sobre la Renta del as Personas Físicas (IRPF), no aplicará el llamado céntimo de las gasolinas y mantendrá el gasto ocial con el objetivo de intentar reactivar la economía y propiciar la creación de puestos de trabajo.

Otra cuestión es que lo consiga, pero el Ejecutivo de coalición PP-PAR considera imprescindible un giro en las políticas de austeridad y de recortes, una vez que parece haberse alcanzado, a su juicio, un cierto equilibrio presupuestario que permitiría aplicar medidas de estímulo.

La presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, ya ha decidido que no habrá más presión fiscal en lo que queda de legislatura y que el margen que se ganará con la flexibilización del objetivo de déficit será para políticas de creación de empleo y de prestaciones sociales y asistenciales, el denominado Plan Impulso.

(Más información en la edición impresa de Heraldo de Aragón)

Etiquetas