Despliega el menú
Aragón

Todavía en negociación

Alarcón espera la solución a la siniestralidad de la N-232 y N-II para enero

La liberalización de las citadas autopistas en los tramos Zaragoza-Gallur, en la AP-68, y Alfajarín-Fraga, en la AP-2, sería una de las soluciones que permitiría reducir el flujo de camiones y la siniestralidad.

Rafael Fernández de Alarcón en una comparecencia anterior en las Cortes
La DGA modificará la ley de urbanismo, eliminará el Plan Red de carreteras
OLIVER DUCH

El consejero de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transportes del Gobierno de Aragón, Rafael Fernández de Alarcón, ha anunciado este lunes que espera que la solución a la siniestralidad de la N-232 y N-II a su paso por Aragón llegue en enero de 2013

Fernández de Alarcón, en el marco de una rueda de prensa para presentar la ampliación del Banco de Alimentos de Teruel en la Plataforma logística PLATEA, ha explicado que las negociaciones con Abertis, grupo cuyas filiales gestionan las autopistas de peaje AP-68 y AP-2, ya han avanzado y que en base a un acuerdo próximo informará de los detalles en el próximo Consejo de Gobierno del día 20 de diciembre.

La liberalización de las citadas autopistas en los tramos Zaragoza-Gallur, en la AP-68, y Alfajarín-Fraga, en la AP-2, sería una de las soluciones que permitiría que el flujo de camiones y la siniestralidad se redujera en la N-232 y la N-2 en los mismos tramos, algo de lo que ya disfrutan los turismos provistos del dispositivo-T para la ida y vuelta en esas zonas en el mismo día.

En este sentido, el consejero ha explicado que todavía están en negociación, aunque "lo más importante es que los turismos ya tienen unos beneficios que van a permanecer y en este momento se trata fundamentalmente, pero no exclusivamente, de facilitar que los camiones pasen por la autopista".

De las características de este nuevo convenio con Abertis, ha reiterado Fernández de Alarcón, "se conseguirá que una parte importante de los camiones que circulan por la carretera pasen por la autopista", un objetivo que espera que empiece a funcionar "en parte el primero de enero y en una parte también cuando unas obras auxiliares necesarias se puedan realizar".

Etiquetas