Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Comisión de Seguimiento del Pacto del Agua

... pero no descarta el trasvase

El ministro no ha descartado el trasvase del Ebro y ha precisado que no estaba en condiciones de dar a conocer ninguna propuesta concreta.

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha asegurado que se analizarán "todas las alternativas para que haya agua en todos los territorios" y ha abogado por "establecer un gran pacto nacional sobre el agua", del que se derivará un Plan Hidrológico Nacional.

En rueda de prensa, tras presidir la comisión de seguimiento del Pacto del Agua de Aragón, el ministro no ha descartado el trasvase del Ebro y ha precisado que no estaba en condiciones de dar a conocer ninguna propuesta concreta "hasta conocer los datos de los ríos españoles", una vez que se hayan elaborado los planes de demarcación de las cuencas hidrográficas españolas.

"Lo otro serían ejercicios teóricos políticos", ha observado, para comentar que "si no hay agua, no se pueden hacer cosas, y si hay agua, se puede hablar", reconocer que "la sequía más intensa en España la está padeciendo Aragón, no el Levante", señalar que la planificación hidrológica "tiene que tener el máximo consenso para ser viable" y opinar que hay que hacer pedagogía porque "cuando las cosas se explican y son razonables se puede llegar a acuerdos".

"El Gobierno tratará de buscar un equilibrio" y "vamos a hacer un ejercicio técnico de responsabilidad de la mejor gestión del agua", además de "buscar" el "consenso político", mientras que ahora "sería un apriorismo por mi parte decir que vamos a hacer una cosa u otra", igual que por "un apriorismo político" hay quien dice "trasvase no, desaladoras sí".

Arias Cañete ha sostenido que "vamos a analizar los caudales disponibles, los caudales ecológicos necesarios, no sólo en Aragón", que "ha hecho un ejercicio de cuantificación muy claro del agua que necesita", igual que Cataluña y otras Comunidades autónomas, y "tenemos que respetar todos".

En este sentido, ha afirmado que el presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), Xavier de Pedro, "que tiene una enorme sensibilidad aragonesa, estoy seguro que hará un buen ejercicio en la definición del plan de demarcación de la cuenca del Ebro".

También ha argumentado que "tenemos que impedir que en una situación de sequía como la que estamos atravesando en este momento, los embalses de Aragón estén el 60,8%de su volumen total, cuando la media de los últimos años era del 75,6%" por lo que "necesitamos más capacidad de almacenamiento".

A su entender, "no solo los trasvases son un problema, el problema en estos momentos es la falta de infraestructuras de almacenamiento, de regadío, de distribución y abastecimiento de agua y de saneamiento en poblaciones" por lo que "hay muchos temas que tienen prioridad".

Planes de demarcación en 2013

El ministro de Agricultura ha recordado que España tenía que haber concluido los planes de demarcación de las cuencas intracomunitarias e intercomunitarias en 2009 y "llevamos un enorme retraso porque no hay ninguna cuenca de las intercomunitarias que haya concluido su plan de demarcación".

Por eso, ha precisado, la Unión Europea "nos ha denunciado ante el Tribunal de Justicia y están abiertos expedientes sancionatorios contra España por incumplimiento", de forma que es "prioridad del Gobierno concluir los planes de demarcación antes 31 de diciembre 2013".

En el caso de la Cuenca Hidrográfica del Ebro, ha dicho que "ya estamos en la fase de información pública y esperemos que en 2013" esté aprobado.

Cuando todas las demarcaciones cuenten con su plan, y con lo que resulte de los mismos, su objetivo es "establecer un gran pacto nacional sobre el agua" y de él derivar un Plan Hidrológico Nacional para "tener una política que pueda ser desarrollada por los sucesivos gobiernos al margen del color político de los mismos", buscando la "máxima racionalidad en el empleo del agua" y los "equilibrios entre territorios".

Etiquetas