Aragón
Suscríbete

FIESTA DE INTERÉS TURÍSTICO

Mara espera recibir este sábado a 1.000 personas en la Vulcanalia

El acto central es la representación de la batalla entre celtíberos y romanos en el 153 a. C..

Celtíberos y romanos, en la representación de la batalla de la Vulcanalia el año pasado
Mara espera recibir este sábado a 1.000 personas en la Vulcanalia
VULCANALIA

Mara revive este sábado su pasado y se convierte por unas horas en la antigua Segeda con motivo de la Vulcanalia, que cumple diez años. En el municipio de la Comunidad de Calatayud confían en que al menos un millar de personas disfruten de una jornada lúdica y cultural que recrea la heroica batalla que libraron en el 153 antes de Cristo segedenses y numantinos contra el poderoso ejército romano. Como siempre, la cita se celebra el sábado más próximo al 23 de agosto, día de Vulcano (y de la contienda). Se trata de una fiesta celtíbera que, al igual que los Idus, ha sido declarada de interés turístico.

La representación del enfrentamiento de la Vulcanalia, que tendrá lugar a las 18.00, es el acto principal de la jornada. Los asistentes rememorarán cómo los 30.000 romanos al mando del cónsul Nobilior cayeron derrotados a manos de los hombres de Caro de Segeda (20.000 infantes y 5.000 jinetes).

La Fundación Segeda, la Asociación Cultural Mara Celtibérica, el Ayuntamiento, el Centro de Estudios Celtibéricos de Segeda y la DPZ organizan las actividades, en las que un año más se ha apostado por talleres didácticos y juegos. Por ejemplo, los más pequeños podrán escribir su nombre celtibérico sobre téseras de arcilla, elaborar sus propias cerámicas y monedas y conocer la cosmogonía de aquella cultura. Para los adultos habrá un taller sobre gastronomía y además se les enseñará a fabricar ondas y cerámica de época.

Asimismo, se realizarán dos visitas guiadas a la casa del lagar (a las 10.00 y las 19.15) y se preparará una comida celtíbera (el precio de los tiques es de cinco euros). Los platos de la época no será lo único que degusten los ciudadanos, ya que también probarán bebidas celtibéricas como el hidromiel. Pilar Domínguez, presidenta de Mara Celtibérica, explicó ayer que intentarán ofrecer vino preparado en el lagar. Por supuesto, tampoco faltará el mercado de artesanía.

Como manda la tradición en Mara, los figurantes irán debidamente ataviados con trajes inspirados en las vestimentas de los celtíberos y no se permitirán disfraces al uso.

La celebración de la Vulcanalia y de los Idus de marzo evidencia el interés de Mara por mantener vivo el recuerdo de sus orígenes. A finales de 2010 fueron reconocidas como fiestas de interés turístico, denominación que hace poco logró la ciudad celtíbera de Segeda.

Etiquetas