Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Viaja en el tiempo por Zaragoza

Ante la casa de Palafox
Ante la casa de Palafox

¿Qué veían en el teatro los antiguos romanos pobladores de Caesaraugusta? ¿Sus termas eran tan diferentes de las que ahora podemos encontrar en los lujosos ‘spa’ o balnearios? ¿Cómo se construían las preciosas paredes mudéjares de varios edificios de la ciudad, testigos mudos de la convivencia pacífica de dos culturas tan distintas? ¿Quiénes habitaban los esbeltos palacios de la Lonja o Argillo y por qué colgaban de sus paredes unos tapices que podían valer mucho más que preciados lienzos? Son solo algunas de las preguntas curiosas que pueden resolverse de manera muy didáctica gracias a unas rutas culturales impulsadas por Ibertempus y Arte por Cuatro. Ambas empresas ofrecen un completo programa de servicios educativos que tienen por objeto no solo acercar el arte de manera atractiva y adaptada a público de todas las edades, sino también promover la valoración del rico patrimonio histórico-artístico que atesora nuestra comunidad. Sus destinatarios: colegios, asociaciones, entidades varias y, por supuesto, las familias.

'El pasaporte del arte'

El grueso de sus actividades se centra en la capital aragonesa. Una de las iniciativas más destacadas es la denominada ‘El pasaporte del arte’ que incluye seis rutas muy diferentes y completas. La primera es la ‘Zaragoza romana. ¡Ave César!’, que se subdivide asimismo en dos: ‘Los romanos trabajan’, visitando los museos del Foro Romano y del Puerto Fluvial, y ‘Los romanos se divierten’, para ver el Teatro de Caesaraugusta y las Termas. «Como se tocan contenidos muy amplios –explica la coordinadora de Proyectos Culturales de Ibertempus y Arte por Cuatro, Myriam Monterde– por ello se ha optado por ofrecer estas dos opciones que recomendamos seguir en días diferentes para que especialmente los niños no se cansen y puedan asimilar bien todo lo expuesto».

Con los 'mudayyines'

La segunda ruta lleva por nombre ‘Zaragoza mudéjar. Los mudayyines’ (mudéjares sometidos a la ley cristiana), en la que el visitante aprende la técnica constructiva y decorativa de los mudéjares, «lo que permite reconocer también la fusión de dos culturas muy distintas que convivieron en armonía en una época y nos permite hacer hincapié en la necesidad de ser más respetuosos con la interculturalidad de hoy en día en nuestros pueblos y ciudades», precisa Monterde. El recorrido incluye la visita al precioso muro de la parroquieta tras la Seo, los exteriores de las iglesias de la Magdalena y de San Gil, y el mural de la Torre Nueva. ‘Paseos por la ‘harta’. Zaragoza renacentista’ es el título de la tercera ruta de ‘El pasaporte del arte’. Como su nombre indica, se trata de que el público valore como se merece el rico legado del Renacimiento en la capital aragonesa y su esplendor del siglo XVI, con las magníficas muestras de la Lonja y los palacios de Don Lope, los Pardo, los Torrero y Argillo (sede del Museo Pablo Gargallo).

Rodeados de tapices

De aquí nos trasladamos a otro de los espacios más impresionantes y quizá no justamente conocido por todos los ciudadanos como es el Museo de los Tapices, gracias a la ruta bautizada como ‘Tejer una historia’. Aquí, el visitante conoce por qué formaron parte del ornato de los palacios de la época medieval y comprende que son un instrumento valiosísimo para estudiar la Historia y conocer las antiguas costumbres. También se muestra cómo se elaboraban.

Aprender a grabar con Goya

La quinta ruta ofertada tiene como protagonista a un genio aragonés de la pintura, ‘Zaragoza a través de los ojos de Goya’. Además de contemplar sus grabados en el Museo Camón Aznar, también se visita su monumento en la plaza del Pilar y el interior de la basílica, para así deleitarse con su grandiosa cúpula ‘Regina martirium’ y saber más detalles de su elaboración. Como el propio subtítulo de esta ruta indica, ‘Vamos a grabar’, se hace especial hincapié en la técnica artística del grabado y sus secretos…

Ruta de los Sitios

Y, finalmente, el sexto itinerario, la denominada ‘Ruta de los Sitios’, que sigue siendo sumamente demandada a pesar de que ya pasó el bicentenario en 2008. De esta manera, el espectador se acerca más al detalle a edificios, murallas y otros espacios en los que se produjeron estos terribles hechos del asedio francés. También se ayuda a comprender el porqué de los nombres de calles como Heroísmo, Asalto o El Pozo, y las figuras de grandes mujeres de los Sitios como Manuela Sancho, Casta Álvarez y, cómo no, la famosa Agustina de Aragón.

En la Aljafería

Además de ‘El pasaporte del arte’, Ibertempus y Arte por Cuatro organizan visitas diferentes al edificio sede de las Cortes de Aragón; ‘La Aljafería dinámica’ es el nombre de esta actividad que incluye una explicación muy lúdica de su historia y estilos artísticos, y juegos con pistas. Junto a ello, podemos optar por otros programas temáticos, como el centrado en ‘Parques y jardines’, para conocer el parque de José Antonio Labordeta y saber cómo elaborar nuestro propio herbolario, y la de ‘Torres de Zaragoza’, tanto las presentes todavía como aquellas que tuvieron un papel trascendental y hoy, tristemente, no siguen en pie.

Los interesados en todas estas actividades y otras específicas demandadas por ellos mismos pueden consultar la información en www.ibertempus.com o en los teléfonos 976 740 723 y 670 575 234.

Volver a la portada de ESCOLAR

Etiquetas