Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

10 RAZONES POR LAS QUE PEATONALIZAR EL PUENTE DE PIEDRA

3. Las obras de los últimos años han podido afectarle

Las sucesivas intervenciones que se han realizado en el Ebro a su paso por Zaragoza han modificado el cauce del río: el azud, los dragados y el rebaje de la solera de uno de los arcos arco del puente para permitir la navegabilidad han incidido y siguen haciéndolo en este monumento.

Manifestación contra el rebaje de la solera.
3. Porque varias obras de los últimos años han podido afectarle
C. MONCÍN

Las intervenciones en el cauce para permitir la navegabilidad en el Ebro a su paso por Zaragoza han supuesto una constante agresión al puente de Piedra. Es una opinión expresada por asociaciones ecologistas y que comparte Belén Boloqui, de la Asociación Aragonesa en Defensa del Patrimonio (Apudepa), la cual explica que ya trató este tema hace cuatro años con el Ayuntamiento. "Tenemos pruebas de que las afecciones en el cauce del río perjudican sobre todo a la margen derecha, donde ahora han surgido las grietas", explica.

Boloqui asegura que las obras de rebaje de la solera del puente para permitir el paso de los barcos no han beneficiado precisamente al monumento. "Ahora han surgido estas grietas que algunos achacan al tráfico. Puede. Pero está claro que no es casualidad que hayan aparecido después de las obras realizadas para facilitar que el río se adapte a unos barcos que no son apropiados para un cauce como el del Ebro", asegura.

Desde Apudepa reclaman una investigación en profundidad sobre las causas que han llevado a que el puente se encuentre en este estado. “Un puente de la categoría del de Piedra forma parte de la identidad de la ciudad y hay que mimarlo”, asegura Belén Boloqui. Y añade: "Evitar que pasen los autobuses es prudente, pero hay que analizar las riberas y el cauce. Es necesario tratar el río como algo integral: el cauce, las riberas y los puentes".

Etiquetas