Despliega el menú
Aragón

El nacimiento de un río

Azud del río Manubles a su paso por Berdejo.
rio manubles
FERNANDO LAMPRE

En el Tablado, una sierra satélite del Moncayo, numerosos arroyos y surgencias conforman el nacimiento del Manubles. Desde este punto comienza a discurrir por la dehesa de la Tablada, una zona de gran tradición agrícola y ganadera. El río llega a Borobia donde recibe el importante aporte del barranco de la Virgen, antes de encajarse en un magnífico desfiladero, entre sabinares, camino de Ciria. Luego el Manubles, ya en tierras aragonesas, se encañona de nuevo en el paraje del Estrechuelo o cañón de Las Hoyas.

La naturaleza caliza y los procesos kársticos del valle en su tramo superior son determinantes, pues harán que el río aparezca y desaparezca en los lugares más inesperados. En Berdejo, Bijuesca y Torrijo de la Cañada el río depara bosques ribereños bien conservados, con parajes tan emblemáticos como el pozo de los Chorros o La Mesta. En su tramo inferior, el valle se ensancha y los cortados se convierten en amplias y fértiles vegas de árboles frutales, principal pilar económico de Villalengua y Moros. En la villa de Ateca, tras 60 km de recorrido, el Manubles entrega sus aguas al río Jalón.

Etiquetas