Despliega el menú
Aragón

COMARCAS

Manchones y Romanos vuelven a tener tienda tres y siete años después

Los multiservicios rurales, una iniciativa en la que participan Cámara de Comercio, DGA y DPZ, pretenden dinamizar la vida comercial y social de pueblos que sufren despoblación

Conchita Vila, tras el mostrador, regenta la tienda de Manchones, que ayer visitaron las autoridades.
Manchones y Romanos vuelven a tener tienda tres y siete años después
J. Miret

Tres años después de que la antigua propietaria de la única tienda de Manchones bajara la persiana definitivamente, una iniciativa pública ha permitido que vuelva a abrirse un pequeño comercio que evitará que los vecinos de esta localidad de la comarca de Campo de Daroca deban desplazarse hasta la cabecera comarcal para hacer la compra. Y lo mismo ha ocurrido en Romanos, donde el último establecimiento cerró hace ya siete años. Ayer ambos fueron inaugurados oficialmente.

 

Conchita Vila es natural de Orense, aunque ha vivido mucho tiempo en La Puebla de Alfindén hasta que decidió trasladarse con su pareja y su hijo a Manchones. Hace solo tres meses que le plantearon la posibilidad de regentar una tienda de comestibles en la antigua casa del médico y no lo dudó ni un momento.

 

"Desde que cerraron la tienda que había, los vecinos tenían que ir hasta Daroca para comprar. Hay apenas seis kilómetros, pero ir en taxi suponía diez euros entre la ida y la vuelta", explica Conchita, de 39 años. En su negocio hay fruta, congelados y hasta detalles para regalo. Además, ya está pensando en ampliar con nuevas iniciativas. "La gente demanda comida preparada, sobre todo los fines de semana", comenta. Por eso, en el horno que fue instalado para el pan pasará a asar pollos y codillos. También ha pedido ya más estanterías para ampliar su oferta de productos.

 

En cuanto a los precios, Conchita asegura que estos son los mismos que en Daroca, por lo que hasta ha conseguido clientela del pueblo vecino, Murero. En Manchones, aunque hay más de 140 vecinos empadronados, durante todo el año apenas residen 60.

Albergue, tienda y piscinas

En Romanos, el número de vecinos que pasan todo el año en el pueblo es de apenas 80. Sin embargo, desde hace siete años no tenían comercio. Daroca está a 14 kilómetros y a 27 por autovía tienen Calamocha, donde también se desplazaban muchos habitantes para hacer la compra. El nuevo establecimiento evitará desplazamientos y, aunque de momento va a ser regentado por el alguacil, Said Elbachari, pronto saldrá a concurso junto con el albergue (todavía por terminar) y las piscinas de verano.

 

Estos dos centros se incluyen en la iniciativa conocida como multiservicios, en la que colaboran DGA, DPZ y Cámara de Comercio. Con ella se pretende dinamizar la vida comercial y social de los pueblos despoblados. En la provincia hay cuatro establecimientos más de este tipo, todos ellos en pueblos de las Cinco Villas: Urriés, Los Pintanos, Undués de Lerda y Orés.

Etiquetas