Despliega el menú
Aragón

COMUNIDAD DE CALATAYUD

Piden un movimiento social que impulse el patrimonio de Torrijo de la Cañada

El arquitecto José María Valero ensalzó el potencial turístico de la localidad

Es uno de los enclaves más bonitos de la provincia de Zaragoza, representativo de la arquitectura aragonesa, atesora riqueza monumental y belleza natural. Así describió Torrijo de la Cañada el arquitecto zaragozano José María Valero, que animó a los vecinos de este pueblo a impulsar un movimiento social similar al que consiguió restaurar el patrimonio de Uncastillo y lanzarlo turísticamente.

Con una conferencia en el interior de la Iglesia de Nuestra Señora del Hortal, Valero explicó el valor de los edificios más destacados del casco urbano de Torrijo y lamentó el estado de otros, como la Iglesia de Santa María (conocida también como ermita de San Pascual), que se hundía en parte hace unos meses. "Querría que mi presencia aquí sirviera para ver si hay posibilidad de que, igual que hizo Uncastillo, es la propia población de Torrijo, la que empieza poco a poco a hacer la labor de captación de recursos y de poner entusiasmo para que este patrimonio se mantenga y se dé a conocer", propuso el arquitecto experto en restauración.

A él se refirió el consejero de Medio Ambiente de la DGA, como un "hombre inquieto intelectualmente, de proyección internacional y siempre preocupado por el patrimonio de Aragón", afirmó Alfredo Boné. José María Valero, que durante años trabajó en el servicio de restauración de la Diputación Provincial de Zaragoza, destacó la Casa Consistorial de Torrijo, "una de las más bonitas que hay en la provincia, con su arquería típica aragonesa del siglo XVI y su lonja para hacer el mercado".

Pero Torrijo de la Cañada no solo puede presumir de los edificios de su casco urbano, también de elementos muebles como el órgano de la iglesia, destacado por expertos suizos o los relicarios, "piezas que por sí solas serían para un pequeño museo", indicó el ponente. Entre los asistentes a esta conferencia estaba el abogado penalista Enrique Trebolle, natural de la localidad. De éste, como de José María Valero, dijo el titular de Medio Ambiente que tienen como valor más sobresaliente, "que han decidido trabajar en la tierra en la que nacieron, contribuyendo en sus parcelas a que Aragón sea cada vez más reconocida".

Etiquetas