Despliega el menú
Aragón

SOBRARBE

El TSJA ordena al Ayuntamiento de Broto llevar el agua y la luz al núcleo de Bergua

El consistorio deberá ejecutar los servicios básicos que llevan reclamando desde hace varios años los 40 vecinos de este pueblo y que están valoradas en más de 750.000 euros.

Seis años de lucha social y judicial han dado por fin sus frutos para los 40 vecinos del pequeño núcleo de Bergua. Y es que el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) les acaba de dar la razón en el contencioso que interpusieron en 2005 contra el Ayuntamiento de Broto reclamando la prestación de servicios básicos como agua, saneamiento, alumbrado público y comunicaciones.

El TSJA ha desestimado el recurso de apelación interpuesto por el ayuntamiento contra la sentencia dictada en septiembre de 2006 por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Huesca, la cual reconoció el derecho de los vecinos a disponer de estos servicios y ordenó al consistorio de Broto ejecutar las obras necesarias. Este fallo de la Sala de lo Contencioso-Administrativo es firme.

Aunque los vecinos de este núcleo, que estuvo abandonado durante muchos años, comenzaron su lucha con recogidas de firmas, manifestaciones, quejas al Justicia de Aragón e incluso apareciendo en un programa nacional de televisión, fue en 2005 cuando decidieron acudir a la vía judicial de la mano del abogado Clemente Peribáñez después de que el Ayuntamiento de Broto desestimara sus solicitudes para construir un depósito de agua, para mejorar la pista de acceso desde Fiscal, para instalar alumbrado público, y para poner en marcha un servicio de recogida de basuras y un sistema de alcantarillado y de tratamiento de aguas residuales.

En respuesta a esta demanda, el letrado del consistorio de Broto informó al Juzgado de que se había encargado una valoración económica de todas las actuaciones que pedían los vecinos, según la cual el presupuesto base de licitación ascendía a 760.000 euros. El ingeniero que elaboró este documento reconocía que debido a los años de abandono del pueblo, "carece de muchos servicios primarios que con el tiempo se están cubriendo", aunque constataba las deficiencias del sistema de abastecimiento y de saneamiento.

No tenía suficiente dinero

Desde el Ayuntamiento argumentaron que se estaban haciendo gestiones para conseguir ayuda económica de la Diputación y de la Comarca del Sobrarbe para implantar dichos servicios y aseguraron que las demandas vecinales se habían ido atendiendo de acuerdo a la disponibilidad económica del municipio, recordando que de él dependen otros pequeños núcleos como Sarvisé, Oto, Buesa y Asín de Broto.

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo dejó claro en su sentencia que valoraba "el carácter limitado de los recursos públicos y las muchas necesidades de un municipio de montaña", pero que ante las importantes carencias constatadas en los servicios públicos (abastecimiento, saneamiento, alumbrado y la pista de acceso desde Fiscal) debía estimar el recurso de los vecinos.

Ahora, el TSJA ha confirmado este fallo insistiendo en que los servicios municipales a los que obliga la ley "no se desarrollan adecuadamente" ya que, por ejemplo, "no se ha acreditado que el servicio de recogida de residuos se haga con la habitualidad necesaria y la pista de acceso tampoco se encuentra en condiciones idóneas de tránsito, dificultando incluso el ejercicio de educación".

Clemente Peribáñez, abogado de los vecinos, se felicitó ayer por el fallo del TSJA y lamentó que "estos vecinos hayan tenido que acudir a los tribunales para conseguir algo que ya reconoce la ley desde 1986". Considera que esta sentencia constata la "dejadez" de las Administraciones "porque estamos cansados de oír que hay que vertebrar el territorio y dotarlo de servicios para repoblar el medio rural, y sin embargo estamos viendo en muchas ocasiones que los habitantes de los pueblos no tienen ni agua en sus casas".

No marca un plazo de ejecución

Pese a ganar el pleito, el letrado reconoce que los vecinos seguirán siendo los perjudicados en este asunto ya que el juez no ha marcado un plazo máximo para que el ayuntamiento ejecute las obras "con lo cual van a tener que esperar más tiempo del que sería razonable". Entiende que el consistorio tenga unos recursos limitados "pero quizá sería conveniente que los presupuestos de los próximos años se destinen en una gran proporción a cubrir estos servicios". Además, recuerda que pueden solicitar a la DGA una dispensa para que asuma estas inversiones.

Etiquetas