Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

CAMPO DE BORJA

La residencia municipal de Borja duplicará su capacidad en un año

El Ayuntamiento de Borja quiere duplicar el número de plazas asistenciales de la residencia de mayores que la fundación benéfica Hospital Sancti Spiritus mantiene en la ciudad y de la que los once concejales del Consistorio son los únicos patronos.

Para ello, va a llevar a cabo la rehabilitación integral del edificio anejo a la misma, de titularidad municipal, donde estuvo el antiguo cuartel de la Guardia Civil.

La actual residencia se ubica en lo que fuera en el siglo XVII un convento de frailes Capuchinos. Se trata de una construcción de tres plantas, articulada alrededor de un patio central y que ocupa una superficie de más de 2.800 metros cuadrados, sin contar con la iglesia aneja al mismo. De todo el inmueble, el conjunto conventual y el coro están siendo utilizados desde hace mucho tiempo como residencia femenina de mayores, dando servicio en estos momentos a 37 mujeres que son atendidas por las hermanas de la Caridad de Santa Ana y personal laboral del Ayuntamiento borjano.

Para la restauración completa del nuevo edificio, el departamento de Política Territorial, Justicia e Interior del Gobierno de Aragón ha concedido, a través de la comarca de Campo de Borja, una subvención a fondo perdido al Ayuntamiento de 500.000 euros.

El alcalde, Eduardo Arilla, ha agradecido "el esfuerzo presupuestario" realizado por el Ejecutivo autónomo porque se trata de "una aportación muy importante y decisiva para llevar a cabo este proyecto". Además, Arilla ha destacado que de esta forma "no va a ser necesaria ninguna aportación económica municipal".

Más servicios

El antiguo cuartel de la Guardia Civil, con una superficie útil de más de 800 metros cuadrados distribuidos en tres alturas, será consolidado y rehabilitado en su totalidad.

De esta manera, podrán ser puestas en servicio entre 20 y 28 nuevas habitaciones, dependiendo de su tamaño final resultante, que si se hacen dobles "duplicarán la actual capacidad de la residencia", ha asegurado el primer edil.

Además, el pasado mes de abril, el Gobierno de Aragón informó favorablemente sobre la apertura de esta residencia con carácter mixto para que también puedan acceder hombres, ya que hasta entonces sólo acogía a mujeres, aunque en estos momentos no hay ningún varón residente.

Otra de las novedades que introducirá el patronato de la fundación será la creación de un área específica para personas asistidas.

El alcalde asegura que "en estos momentos la demanda de plazas para no asistidos, o válidos, es muy grande" y por ello considera que "con el nuevo edificio se solucionará parcialmente este problema". También ha señalado que la ampliación de plazas "garantizará la viabilidad económica" de la residencia.

El proyecto para la recuperación del edificio saldrá a concurso en el mes de septiembre con el objetivo de que las obras comiencen a finales de este año y puedan estar finalizadas el próximo verano.

Según el alcalde de la localidad, tras completar su equipamiento interior "entrará a funcionar en el plazo de un año".

Historia de la fundación

La fundación Hospital Sancti Spiritus fue creada por el Ayuntamiento de Borja en el año 1556 y, de esta forma, es una de las instituciones benéficas más antiguas que existen en España.

Fue en un principio un hospital de peregrinos, convirtiéndose posteriormente en una residencia de ancianas.

De su primera ubicación en la plaza de Nuestra Señora de la Peana se trasladó en 1868 al antiguo convento de Capuchinos donde ha permanecido hasta el momento.

Etiquetas