Despliega el menú
Aragón

CINCO VILLAS

Los colegios de Valpalmas y Piedratajada unifican sus aulas para evitar el cierre

La buena relación entre los padres de los alumnos de ambos centros facilita una solución amparada por el Gobierno de Aragón. Los dos municipios están separados por solo 7 kilómetros.

Los alumnos de los municipios de Valpalmas y Piedratajada asistirán a una misma aula el próximo curso para evitar el cierre del centro. La buena relación entre los responsables de las dos instalaciones, que pertenecen al CRA (Centro Rural Agrupado) de Monlora y que ya realizan actividades extraescolares conjuntas -también gracias a los contactos entre ambos municipios- posibilitará que los niños no tengan que realizar grandes distancias para ir a la escuela.

La solución la propusieron los propios padres de los alumnos de ambos centros, que solo están separados por 7 kilómetros, ante la falta de alumnado y la amenaza de cierre. Tres niñas en Piedratajada y otras dos en Valpalmas que, sin escuela en sus municipios, tendrían que desplazarse al centro de Erla, a Luna o bien a Ejea. El departamento de Educación del Gobierno de Aragón ha dado el visto bueno a una situación que Felipe Faci, director general de Educación, definió como transitoria, "a la espera de la llegada de nuevos alumnos". Mientras esto pasa, prosiguió, esta constituye "una muy buena solución, y todo ha sido gracias a la disposición y buena voluntad de los padres".

A partir de septiembre, las tres niñas de Piedratajada se desplazaran a Valpalmas, ya que, aunque el número de alumnas que hay en esta última población es menor -dos-, se trata de jóvenes de menor edad, y los padres han considerado esta la mejor opción.

Paz Banzo, madre de dos de las tres niñas que realizaran el trayecto diariamente, destaca que están muy contentos porque al final se han visto cumplidos sus deseos: "Al principio se nos dijo que se iba a cerrar el colegio y nosotros insistimos en que queríamos unirnos. Al final, vino el inspector, le pareció bien la idea y nos han apoyado mucho".

Esta madre añadió que, "al ser pequeñas", iban a intentar "que se vayan lo más tarde posible". Desde hace dos años, los alumnos de estos dos centros vecinos ya se unen para realizar actividades extraescolares, excursiones y los festivales de final de curso.

Desde la Administración se van a otorgar becas para manutención y transporte. "Más o menos -dice Paz Banzo- dijeron que nos iban a dar unos 525 euros al año por alumno para el transporte y unos 700 para la comida". Ahora, buscan la mejor manera de organizar las comidas de las niñas y de recorrer los siete kilómetros que separan ambas poblaciones.

El profesor hará de chófer

Siguiendo con las buenas voluntades, se ha propuesto que sea el maestro el encargado de llevar y traer a las tres niñas. José Manuel Santolaria será el docente y está dispuesto a realizar la tarea. Todos los días viene de Zaragoza y para llegar a Valpalmas tiene que pasar por Piedratajada, así que no le parece mala solución. "Lo hablé con el inspector y me dijo que era posible. Si tenemos todos los permisos y autorizaciones pertinentes, como tengo que pasar por ahí, no me importa traer a las niñas a la escuela y a las cinco llevarlas de regreso".

En este caso, todos los agentes implicados (Administración, padres y maestros) han tenido claro el objetivo que querían conseguir: mantener la escuela abierta en sus municipios. Y, al final, lo han conseguido. Son conscientes de lo que implica cerrar la escuela para un municipio

Con estas cinco alumnas en el centro de Valpalmas, el CRA de Monlora queda con 73 alumnos, a la espera de posibles incorporaciones. En el centro de Erla habrá el próximo curso dos unidades con 12 alumnos en total. En Castejón de Valdejasa, 5 alumnos, y en Luna, 51 alumnos divididos en 4 unidades.

Etiquetas