Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

COMUNIDAD DE CALATAYUD

Fallece atropellada en la A-2 cuando auxiliaba a los ocupantes de un vehículo accidentado

Una joven de 31 años murió ayer al ser atropellada en la A-2, a la altura de Calatayud, cuando trataba de auxiliar a los ocupantes de un vehículo accidentado momentos antes. Otras dos personas resultaron heridas leves en un siniestro en el que influyeron las constantes precipitaciones que cayeron durante el día en la comarca de la Comunidad de Calatayud.

El trágico siniestro ocurrió sobre las 13.25 en el kilómetro 234,9 de la autovía. Un turismo de marca Nissan, en el que viajaba una sola persona en dirección a Zaragoza, se salió de la autovía, chocó contra la bionda y se quedó parado en el centro de la calzada.

Al observar el golpe, los dos jóvenes que viajaban en un Citroen Xsara se detuvieron en el arcén derecho para ayudar al conductor accidentado. En ese momento, un tercer vehículo de marca BMW que circulaba en la misma dirección arrolló a Celia G. M., que se encontraba en la parte posterior del turismo y que resultó muerta.

Los conductores del primer vehículo y del BMW sufrieron heridas leves, mientras que el acompañante de la fallecida resultó ileso. El accidente no provocó retenciones, ya que solo fue necesario cortar uno de los dos carriles que tiene la A-2 a esa altura. En el momento del siniestro caía una intensa lluvia que podría haber influido en los choques. En el rescate intervinieron bomberos del parque de la DPZ en Calatayud.

Al parecer, la joven, que tiene fijada su residencia en Toledo, viajaba acompañada por su pareja hacia Morata de Jalón, donde viven sus padres, para visitarlos estos días. Celia G.M. es muy conocida tanto en esta localidad como en La Almunia, de donde también es originaria su familia y una localidad en la que había residido algunas temporadas.

El funeral por la fallecida se celebrará hoy por la tarde en el municipio moratense.

Rescate en Monrepós

Por otro lado, en Huesca, una persona resultó herida grave al salirse de la vía el vehículo que conducía en la N-330, a la altura de la localidad de Caldearenas. El siniestro se produjo por la tarde, en el punto kilométrico 596,9 de esta vía. El turismo, con matrícula HU-8353-P y que era conducido por Carlos R. M. de 37 años, se despeñó por la ladera en el puerto de Monrepós, por lo que el herido hubo de ser trasladado por un helicóptero del 112 al Hospital San Jorge de Huesca.

Etiquetas