Afición
Suscríbete por 1€

Afición

Aragonesas de Primera

Irene Samper, María Sanz, María de Val, Carmen Alonso y Paula Morote juegan en la máxima categoría española, mientras que las experimentadas Eva Ortega y Lioba Bazán brillan en la Serie A italiana.

Varias de las aragonesas que brillan en la élite del fútbol sala.
Varias de las aragonesas que brillan en la élite del fútbol sala.

La élite del fútbol sala permanece ajena a los clubes aragoneses desde que el Zaragoza 2002 bajase la persiana por la falta de apoyos. El por entonces Natudelia se despidió en verano de 2012 y ninguna otra entidad de la Comunidad ha conseguido aún llenar ese vacío en División de Honor; pero la presencia de jugadoras de nuestra tierra sí es una realidad en las máximas categorías. Cinco zaragozanas compiten esta temporada en algunos de los mejores conjuntos de España: María Sanz (Futsi Atlético), María de Val (Leganés FS), Irene Samper (Alcorcón FSF), Carmen Alonso (FSF Móstoles) y Paula Morote (Universidad de Alicante). Dos más, las más experimentadas, despliegan su calidad en la Serie A italiana: Lioba Bazán (Sporting Lokrians) y Eva Ortega (Montesilvano).

Que Aragón no tenga un representante en la máxima categoría nacional no significa que no se trabaje bien la cantera. El esfuerzo y dedicación de los cuatro clubes de Segunda División (Sala Zaragoza, Intersala, San Viator 78 y Red Star's) es innegociable desde hace tiempo y los frutos, en algunos casos, los recogen y aprovechan en otros puntos de la geografía nacional e incluso internacional.

Irene Samper es uno de los últimos talentos en explotar. Se acaba de proclamar campeona del Torneo 4 Naciones con España, una cita entre las cuatro mejores selecciones de Europa, y acumula tres campañas en el Alcorcón. Firmó por el filial, pero su sitio desde el curso anterior está en el primer equipo con el objetivo de luchar por todos los títulos.

De títulos sabe y mucho María Sanz, que los colecciona con la camiseta del Futsi Atlético, donde cumple su tercera campaña: campeonatos de Europa y de liga, supercopas... Además, su participación en las selecciones aragonesa, antes, y madrileña, ahora, es habitual.

Del Futsi Atlético se marchó este verano la portera María de Val tras un año para olvidar por culpa de un revés en forma de lesión. En el Leganés vuelve a sonreír y su nueva escuadra lo agradece.

En el Universidad de Alicante, tercer clasificado y aspirante al título milita Paula Morote, mientras que Carmen Alonso es fija en las alineaciones del Leganés. Ambas proceden de la inagotable cantera del Intersala.

A casi 2.300 kilómetros de Zaragoza vive Lioba Bazán. Una de las referencias del fútbol sala regional de la última década sobresale en un club del sur de Italia, donde suma diez goles esta campaña. Más al norte, cerca de Pescara, juega Eva Ortega. Con el Montesilvano lucha por ganar la Serie A la internacional zaragozana que debutó en Primera con el Natudelia cuando contaba 14 años.

Son siete ejemplos de que la factoría aragonesa funciona a pleno rendimiento y de que, a la espera de que a nivel colectivo amanezcan tiempos mejores con el ascenso de un combinado, el camino a seguir ya está despejado.

Irene Samper (Alcorcón FSF, 19)

Acaba de lograr un gran triunfo con la selección. "Poder jugar en España es un sueño indescriptible, pero ganar esta competición es algo increíble", asegura la exjugadora del Intersala, que acumula tres campañas en el Alcorcón y 14 internacionalidades. Pese a su exponencial crecimiento, mantiene los pies en el suelo: "De momento, estoy aprendiendo mucho y la mejoría desde que estoy aquí ha sido grande". Sobre la posibilidad de regresar a Aragón, comenta que "por ahora solo volvería para jugar con el Intersala, que fue el equipo que me hizo ser lo que soy ahora".

María Sanz (Futsi Atlético Navalcarnero, 20 años)

María Sanz es otra ex del Intersala que triunfa lejos de casa. Con solo 17 años se marchó a Madrid para estudiar Ingeniería Química y fichar por su actual club, con el que lo ha ganado todo. Hoy no se arrepiente. "Me siento una privilegiada. Juego con las mejores y esa es la mejor enseñanza que puedo recibir", indica la campeona de España en distintas categorías y habitual con las selecciones aragonesa y ahora madrileña. "Zaragoza merece tener un equipo en Primera División y ojalá el Intersala lo pueda conseguir un día", opina.

María de Val (Leganés FS, 21 años)

Al Móstoles emigró María de Val tres años atrás desde el San Viator. Después firmó por el Atlético y, tras un gran año y otro marcado por una grave lesión de rodilla, en verano cambió de aires. "Me ofrecieron renovar, pero fui realista porque vi que no iba a estar al nivel de mis compañeras, así que estudié otras ofertas y me decidí por el Leganés", desvela sincera al tiempo que recupera su versión más fiable en la portería del conjunto madrileño. Sobre la ausencia de un club aragonés en la élite, indica que "todas queremos que haya uno en Primera, independientemente de quien sea".

Paula Morote (Universidad de Alicante, 22 años)

Paula Morote apostó por crecer en el mundo del fútbol sala y desde hace cuatro años defiende los colores del Universidad de Alicante. "Es la mejor decisión que he tomado. Volvería a hacerlo una y mil veces", señala. Con 15 años fichó por el Natudelia y, tras pasar por el Intersala y el San Viator, se ha asentado en un equipo que acabó segundo en liga anterior y que sigue la estela del líder. Su hermana pequeña se asoma ya por las pistas de Segunda División y a ella le gustaría que un equipo aragonés subiera a Primera para que tuviera la oportunidad de progresar sin salir de casa.

Carmen Alonso (FSF Móstoles, 20 años)

El segundo ejercicio en el Móstoles y lejos de casa debe servir de confirmación para otro joven producto de la cantera del Intersala. "El Móstoles me dio la única oportunidad de poder jugar en Primera y no me arrepiento. El primer año fue complicado, pero ahora disfruto mucho", asegura Carmen Alonso. Con su equipo lucha por clasificarse entre los ocho mejores para así poder jugar la Copa. La zaragozana se alegraría del ascenso de un representante aragonés, pero de una manera diferente: "Sería la oportunidad de ir a jugar un día a tu ciudad si continuase en Madrid".

Lioba Bazán (Sporting Lokrians, 27 años)

"La experiencia de estos tres años en Italia está siendo positiva, tanto en lo deportivo como en lo económico". Lioba Bazán cumple la tercera temporada en un club del sur del país transalpino, donde suma ocho goles esta campaña. "España siempre ha estado un paso por delante, pero ahora están llegando las mejores jugadoras del mundo y el nivel está creciendo a pasos agigantados". La exjugadora del Sala Zaragoza confía en que el buen trabajo del líder del grupo 1 de Segunda dé frutos: "Confío en Jesús Muñoz y en mis compañeras del Sala de cara al ascenso".

Eva Ortega (Montesilvano, 28 años)

La aventura italiana va viento en popa para esta aragonesa que debutó en Primera con el Foticos con solo 14 años. "Estas dos temporadas con el Montesilvano me están marcando mucho a nivel profesional. He jugado dos años consecutivos la Supercopa". Su llegada a Italia no fue tan bien como esperaba en el Real Statte, pero ahora defiende a uno de los equipos punteros. Es tercero y aspira a luchar por el título de liga. "Me gustaría ver un equipo aragonés en Primera y si fuera el Red Star's me alegraría aún más por el afecto que les tengo", comenta.

Etiquetas