Despliega el menú
Afición

Afición

A puntuar lejos de tierras aragonesas

El Juventud viaja con necesidad a Mallorca (11.00) para medirse al juvenil bermellón y el Real Zaragoza se desplaza hasta Sabadell (12.00) para rendir cuentas con el antepenúltimo clasificado.

La División de Honor Juvenil también pone el punto y aparte hasta 2017. Salvo alguna pincelada colorista, la temporada está resultando demasiado grisácea en líneas generales, y tanto a Real Zaragoza como a Santo Domingo Juventud les va a quedar mucho trabajo por delante en un año nuevo en el que no podrán bajar la guardia ni un ápice.

Para la matinal del domingo han quedado fijados sus últimos compromisos, ambos lejos de tierras aragonesas, y con una cierta urgencia de puntuar.

En las cábalas del Juventud seguro que no pasaría en ningún momento por la cabeza el tener que acudir con tanta necesidad a Mallorca (11.00) para medirse al juvenil bermellón. Se escaparon de forma consecutiva dos opciones en el Joaquín González de acercarse a la zona de permanencia, y durísimo acabó siendo no sumar ninguno de los seis puntos en juego. Ese doble paso atrás hace que ya no haya que fijarse en la identidad del rival que se tenga enfrente, sino directamente ir a por él sin miramientos.

Eso sí, primera asignatura primordial para poder hacerlo, es mejorar la puntería. Un gol anotado en los siete últimos encuentros disputados es un balance demasiado pobre que tocará subsanar tan rápido como sea posible. Esperemos que los naranjas tengan suerte y vuelvan a traerse algo positivo de tierras baleares, donde ya han conseguido sumar este curso.

El Real Zaragoza, primero por sí mismo y por poder conseguir un resultado que también beneficie al Juventud, se desplaza hasta Sabadell (12.00) para rendir cuentas con el antepenúltimo clasificado del grupo. Frente a frente van a estar un equipo local con unos números paupérrimos (solo vencieron en el partido inaugural de la temporada y lo demás en su campo ha sido un empate y seis derrotas) y unos blanquillos a los que les sigue costando una enormidad el atar los puntos de tres en tres, a pesar que en cuantiosas ocasiones se han logrado poner por delante en los partidos.

Parece, esta vez, al fin, una oportunidad pintiparada para volver de un desplazamiento con los bolsillos llenos, aunque justo va a dar la casualidad de que van a encontrarse a un rival que, de estar casi moribundo, ha pasado a un estado de cierto optimismo tras vencer en el campo del Manacor la semana pasada y ahora ver algo más cerca la salvación. Sea como fuere, debería imponerse la calidad de los jóvenes futbolistas zaragocistas.

Horarios y clasificación

Etiquetas