Despliega el menú
Afición
Suscríbete

Afición

Pedro Royo: "Creo que se puede aprender más de un niño que de un adulto"

El joven entrenador de 23 años dirige a un equipo alevín del Tauste desde una silla de ruedas. Asegura que para él lo fundamental es que los chicos, por encima de que sean muy competitivos, aprendan y se diviertan.

Pedro Royo, con el equipo al que entrena.
Pedro Royo, con el equipo al que entrena.

Pedro Royo nació hace 23 años con una artrogriposis que le privó de la posibilidad de andar. El fútbol fue siempre la gran pasión de este taustano que desde hace cinco años ejerce como técnico. ¿Cómo decidió que quería ser entrenador?

Fue mi hermana Patricia quien me animó a sacarme el título de entrenador de nivel I cuando tenía 17 años. Yo no me lo había planteado hasta entonces, pero ahora puedo decir que el fútbol es mi pasión.

Pero la afición a este deporte le viene de mucho antes...

Así es. Nunca pude jugar, pero siempre me gustó. De crío, con diez u once años, cogía una silla de escritorio con ruedas, me la llevaba a la pista de fútbol sala y con ella me movía por el campo con mis amigos.

El suyo quizás sea un caso excepcional en el deporte. ¿Conoce alguna persona en una situación similar?

Que sea entrenador y vaya en silla de ruedas no conozco a nadie. Sí que vi un caso similar en la pasada edición de la Aragón Cup. A un entrenador de la escuela de la RFEF le falta un pierna y va con muletas.

¿Siente que su minusvalía le limita a la hora de entrenar?

De cara a la gente, pienso y espero que no. Quiero que todos los árbitros, entrenadores y jugadores me vean como uno más. Y en mi tarea del día a día en los entrenamientos, está claro que no puedo coger y hacer una demostración, pero cuento con un ayudante para eso. Aun así, hay días que no puede venir y yo me arreglo con todo el material. Voy una hora antes al campo, preparo lo que necesitamos, pongo los conos...

¿Qué es lo que más le gusta de ser entrenador?

Me gusta todo en general. Disfruto con los entrenamientos, haga frío o haga calor, y los sábados, los días de partido, tengo mucha ilusión.

Ha entrenado a diferentes conjuntos del fútbol base del Tauste y esta campaña lo hace con los alevines. ¿Cómo entiende que debe ser un equipo de esta edad?

Para mí es importante que los chicos aprendan y que se diviertan por encima de que sean muy competitivos; pero lo bueno es que yo también aprendo de ellos. Creo que se puede aprender más de un niño que de un adulto.

¿Tiene algún referente como entrenador?

Soy muy culé, pero el que más me gusta es el Cholo Simeone por cómo trabaja y la intensidad que pone y que inculca a los jugadores. Es importante que los futbolistas te sigan y él lo consigue.

¿Se marca algún reto?

Me gustaría poder dedicarme a esto. Es complicado porque hay mucha gente titulada; pero por ganas no será.

Etiquetas