En lo que llevamos de 2019 ya se ha cuadruplicado la superficie quemada que en todo el año anterior

Es un 2019 marcado por las llamas. El noroeste peninsular ardía, muchas veces por focos intencionados, en un invierno especialmente seco y menos frío que el anterior. El incendio más grave fue a finales de junio, en la Ribera del Ebro, con más de 6.000 hectáreas carbonizadas.

Etiquetas
MÁS VÍDEOS RELACIONADOS
ÚLTIMOS VÍDEOS