Despliega el menú

Unas puntadas a flor de piel, el oficio de una familia de guarnicioneros de Zaragoza

Carlos y Marimar Berdejo, padre e hija, conservan un preciado tesoro familiar: el oficio de guarnicionero. De su taller de Zaragoza salen aparejos y finos bolsos, cosidos a mano y "hechos desde el corazón".

Etiquetas
MÁS VÍDEOS RELACIONADOS
ÚLTIMOS VÍDEOS